Montaje con foto del fallecido

Hallan muerto a Rafael, sentado en un banco y lejos de su casa en España

Muchas personas pasaron por su lado en los jardines del centro de Vigo pensando que estaba dormido

Rafael Otero Núñez, un zaragozano de 54 años, desapareció hace varios días en la capital de Aragón. Su cuerpo sin vida ha sido hallado a 841 kilómetros de distancia, en unos jardines del centro de Vigo. Estaba sentado en un banco y muchas personas pasaron por su lado pensando que estaba dormido.

La asociación SOS Desaparecidos había difundido la imagen de Rafael tras haber sido denunciada su desaparición. Desde el 1 de abril que no se tenían noticias sobre su paradero, y la prensa local también se había hecho eco de la noticia. La policía lo buscaba en Zaragoza, pero estaba lejos de allí. 

Por motivos que aún se desconocen, Rafael se encontraba en Vigo a cientos de kilómetros de su casa. Apareció muerto por casualidad en unos bancos de piedra en unos jardines del centro de la ciudad. Los forenses confirmaron que el zaragozano había muerto por causas naturales allí mismo.

Sentado en unos bancos

Días después de haber desaparecido, Rafael ha sido hallado muerto en unos bancos del centro de Vigo. Concretamente en la fuente de la Alameda en la plaza de Compostela, donde va mucha gente a pasear. Un viandante se topó con el cuerpo sentado en un banco con una mochila al lado.

Rafael Otero Núñez
Han encontrado muerto a Rafael Otero Núñez | España Diario

El lugar exacto es una zona cubierta por el denso ramaje de los árboles, en la esquina del parque tocante a los muelles de A Laxe. Por allí pasan muchas personas que atraviesan el parque, y que pasaron por el lado del cadáver. Además, muy cerca había unos operarios desmontando unos postes del mercado navideño.

A pesar de la afluencia de personas nadie había visto nada extraño. El hombre estaba encorvado con la cabeza cabizbaja, así que las personas que cruzaban el parque pensaron que estaba durmiendo. Al pasar mucho tiempo sin moverse, alguien advirtió que podría estar teniendo una indisposición.

Causa de la muerte

Sin embargo, cuando llegaron los efectivos médicos observaron que no tenía constantes vitales. Una comitiva judicial se desplazó hasta el lugar, y una forense del Imelga certificó que se trataba de una muerte natural. También agentes de la autoridad estuvieron allí para analizar el escenario.

▶️ El PSOE llora la muerte de su histórica militante Dolores Álvarez Campillo

Agentes de la Policía Nacional inspeccionaron el cuerpo y el lugar, y no encontraron rastro de violencia. Al revisar su documentación se dieron cuenta de que era el hombre que había desaparecido días atrás en Zaragoza. Su aspecto coincidía con el de la foto difundida por SOS Desaparecidos para ayudar a encontrarle.

Las autoridades investigan ahora las circunstancias que rodearon la desaparición y la muerte de esta persona. En el momento del fallecimiento vestía unos pantalones vaqueros, una camisa y unas deportivas. Al parecer se había desplazado hasta Vigo por su propios medios, por razones que se desconocen.

Lo buscaban desde hace días

La desaparición de Rafael había causado una gran preocupación en su entorno y en la ciudad de Zaragoza. Apenas unas horas antes del hallazgo, habían pedido la colaboración ciudadana en redes sociales para encontrarlo. En Facebook, una persona sugirió el lugar donde podría estar el desaparecido.

Foto de los jardines de la plaza Compostela en Vigo
El lugar de Vigo donde ha aparecido muerto el zaragozano | Archivo

Según esa publicación, el zaragozano podría estar en la zona de Pontevedra y pedían si alguien lo había visto por Galicia. La delegación de SOS Desaparecidos en Galicia fue la que advirtió sobre esa posibilidad tras haber investigado en su entorno. También ofrecieron una foto de la persona sin barba.

Horas después confirmaron que el hombre hallado muerto en unos bancos de Vigo era Rafael. A las 22:00 horas suspendieron la búsqueda e informaron del fatal desenlace. Rafael había aparecido sin vida a cientos de kilómetros de su casa, aunque no saben aún por qué había ido hacia allí.