Montaje con foto de la desaparecida

El triste final de Juana, la española que buscaban hace días: ‘flotando boca abajo’

María Juana Mulero tenía 48 años y estaba pasando el día con dos amigos cuando desapareció

María Juana Mulero, murciana de 48 años, ha aparecido muerta nueve días después de haber desaparecido. La han encontrado flotando boca abajo en un canal en la zona de Los Secanos, en Alhama de Murcia. Así lo ha confirmado la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las investigación. 

A María la vieron por última vez el pasado 3 de marzo, cuando denunciaron su desaparición a las autoridades. El paso de los días aumentó la angustia de amigos y familiares de esta mujer. La policía emprendió su búsqueda y la asociación SOS Desaparecidos se implicó con la difusión de la imagen de la mujer.

Un dispositivo de la Guardia Civil llevaba días buscando a María Juana en el entorno donde desapareció. Finalmente, unos agentes han encontrado el cadáver y han confirmado la muerte de esta mujer de mediana edad. Así, de forma trágica, finaliza la búsqueda de esta persona desaparecida durante días.

La buscaban desde hace días

Hacía varios días que los agentes de la Guardia Civil buscaban a María Juana Mulero en Alhama de Murcia, el lugar donde desapareció. Unos miembros del dispositivo de búsqueda la han encontrado en la zona donde la buscaban desde el día anterior. Se trata de un canal en la zona de Los Secanos.

María Juana Mulero
María Juana ha aparecido muerta con 48 años | Cedida

El cuerpo de la mujer estaba flotando boca abajo en el canal, y de momento no se conocen las circunstancias del fallecimiento. Bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia llevaron a cabo las labores de rescate. El cuerpo fue recuperado poco después del hallazgo.

El cadáver de María Juana fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia para que le realicen la autopsia. El examen forense aportará más datos para resolver esta extraña muerte, de la que por ahora se desconoce si fue un accidente o algo más. La Guardia Civil está al mando de las pesquisas.

No descartan ninguna hipótesis

Por ahora no descartan ninguna hipótesis sobre las causas de la muerte de María Juana Mulero. La mujer desapareció mientras pasaba una jornada de descanso junto a dos amigos en una casa en Sierra Espuña. Ha aparecido muerta días después en el canal de trasvase Tajo-Segura, en Totana.

La forma como desapareció hace pensar en una muerte accidental, pero aún es pronto para sacar conclusiones. María Juana desapareció en la pedanía totanera de Mortí Alto, a unos cinco kilómetros de Totana. Sus familiares denunciaron la desaparición tras varios días sin tener noticias de ellas.

▶️ Aparece sin vida Jairo, el vecino español desaparecido tras perder su trabajo

Según reveló una de las hijas de la fallecida, un vecino la vio subirse en un coche el día 3 de marzo con dos amigos suyos. Se habría ido con ellos a una casa ubicada en la zona de la sierra. El dueño de la vivienda confirma que estaban pasando el día allí y que en un momento dado ella se fue sin dar explicaciones.

Descartan la muerte criminal

La Guardia Civil ha inspeccionado esta vivienda y el vehículo en el que se montó la mujer. Pero de momento no han hallado ninguna evidencia clara que ayude a resolver el caso. Una de las hipótesis que barajan es que se alejara por voluntad propia y cayera al canal debido a un mareo.

Hay un detalle que puede resultar relevante, y es que María Juana padecía problemas de adicción. Los investigadores no descartan que sufriera un vahído debido a su adicción. Los resultados de la autopsia tendrán que revelar, entre otras cosas, si había consumido drogas y alcohol y en qué cantidades.

De momento la hipótesis de una muerte criminal pierde peso en favor de la teoría de una muerte accidental. La zona donde apareció el cadáver estaba siendo rastreada con drones y perros desde el viernes. Los familiares de la víctima se desplazaron hasta el lugar, donde recibieron la triste noticia.