Parte lateral de un coche de la Policía Nacional

Triste final para José, el joven desaparecido hace más de un año en España

El joven de 35 años estaba relacionado con una investigación por tráfico de estupefacientes

La Policía Nacional ha informado de que la desaparición de José Alonso Marín, un hombre de 35 años del que no se tenían noticias desde el mes de junio del año 2019, no ha acabado con final feliz. El cuerpo del hombre ha aparecido enterrado en un monte de Yecla, en la Región de Murcia, tal como han confirmado desde la Policía. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según fuentes policiales, había una investigación abierta sobre un caso de tráfico de estupefacientes en la zona que acabó llevando a la desaparición del joven. A raíz de esa conexión, el cuerpo de la víctima, desaparecido en el municipio murciano de Moratalla, ha sido hallado en el monte. Las mismas fuentes han informado que se han practicado varias detenciones que estarían relacionadas con el caso, aunque de momento no se han dado más detalles sobre su presunta implicación.

Fue el 19 de junio del año 2019 cuando José Alonso Marín, conocido también como 'El Rosao', desapareció sin dejar rastro. El hombre, de 35 años y vecino de Moratalla, vestía un pantalón oscuro y una camiseta gris cuando ese día salió de su casa para subirse en su coche, un Audi A4 azul. Esa fue la última vez que nadie le vio con vida, pero muchos vecinos ya le daban por muerto porque el joven estaba relacionado con el tráfico de estupefacientes en la zona y la Policía le tenía en su punto de mira. 

Tal como recoge 'LaVerdad.es', algunos vecinos decían que «A El Rosao lo han matado» y no creían que fuera a aparecer con vida. Este martes, 10 de noviembre del 2020, se han confirmado sus sospechas. La Guardia Civil, que asumió el caso tras su desaparición, compartía la opinión de los vecinos y clasificó la desaparición de José como de «alto riesgo».

Un año y medio después, la investigación de la Policía Nacional sobre una banda de traficantes asentada en Pinoso, de la vecina provincia de Alicante, ha acabado dando un giro al caso con la aparición del cuerpo, que estaba enterado en una zona de la Sierra de Raspay. 

El citado medio informa que son seis las detenciones que se han producido hasta la fecha, todos ellos por delitos por tráfico de drogas, pero con tres de los sospechosos relacionados con la muerte de 'El Rosao'. Otras dos personas también podrían estar relacionadas con el crimen, y la Policía considera que pudieron ser cómplices para deshacerse del vehículo de José, que fue desguazado y guardado a trozos en un almacén. 

Uno de los acusados confesó

Según informa 'La verdad', los tres acusados están en prisión por delitos de tráfico de estupefacientes, pero ahora tendrán que declarar también por la muerte de José Alonso después de que el juzgado de guardia les diese la libertad provisional por este caso concreto. 

Además, se da la circunstancia que fue uno de los arrestados quien proporcionó a la Policía las pistas que condujeron hasta el cuerpo de 'El Rosao'. El sospechoso confesó dónde había sido enterrado y condujo a los agentes hasta allí. Se trataba de un barranco en la Sierra de Raspay, dentro del término municipal de Yecla y en una zona bastante apartada. 

La Policía movilizó un amplio dispositivo en la zona durante todo el fin de semana, hasta que finalmente pudo dar con el cuerpo y cerrar una desaparición que ya se había alargado durante más de un año.