Montaje con foto de Susana

Hallan un bebé abandonado en España aún con el cordón umbilical: ‘doce horas de vida’

La policía está revisando las cámaras de seguridad de los alrededores para localizar a la madre

Macabro suceso el que tuvo lugar ayer por la tarde en Huelva capital. Agentes de la Policía Nacional fueron alertados de la presencia de un bebé recién nacido abandonado en el rellano de un portal. Los efectivos policiales pudieron rescatar al pequeño y llevarlo al hospital donde se encuentra ahora.

Según ha informado la Policía Nacional, se trata de un bebé “de unas doce horas de vida”. De hecho, estaba abandonado en el rellano de un portal aún con el cordón umbilical sin cortar. El bebé fue trasladado al Hospital Juan Ramón Jiménez y se encuentra en buen estado sin riesgo para su vida.

La policía ha abierto una investigación para localizar a la madre del bebé, que de momento sigue sin aparecer. El pequeño estaba sano, limpio y en buen estado cuando fue recogido del lugar donde había sido abandonado. Los agentes están buscando en los centros hospitalarios los últimos nacimientos.

La sorpresa detrás de la puerta

Susana, una onubense que ayer por la tarde se encontraba en su lugar de trabajo, se llevó la sorpresa de su vida. En el portal de su oficina se escuchaban los llantos desconsolados de un bebé, y abrió la puerta esperando encontrar una madre. Sin embargo lo que halló fue un niño recién nacido envuelto en una manta.

Calle Rico de Huelva
El bebé fue hallado en un portal de la calle Rico | Cedida

Susana trabaja en una clínica dental que ayer no pasaba consulta. En la puerta del fondo del pasillo se encontró con un bebé de apenas doce horas de vida abandonado y aún con el cordón umbilical sin cortar. “Estaba en el suelo, arropado con una mantita, y no paraba de llorar”, ha explicado en Huelva Información.

Los hechos ocurrieron sobre las 18:30 horas en la calle Rico de la capital de Huelva. Según explica la mujer, se quedó “paralizada” al abrir la puerta y encontrarse al bebé “ahí en el suelo”. Inicialmente pensó que los llantos provenían de una madre que buscó intimidad en el portal para dar el pecho a su bebé.

El bebé está en buen estado

“Salí a decirle que entrase en la oficina”, prosigue, “no me podía imaginar lo que encontré después”. Susana llamó a su compañero porque ella estaba en shock, y “no podía ni mover los brazos para cogerlo”. Inmediatamente llamaron a la policía, que se hizo cargo de la situación junto con los sanitarios.

▶️ Hallan muertos a una madre de 25 años y su bebé de meses

Susana afirma que el bebé presentaba buen aspecto aunque tenía mucha hambre: “parecía un gorrión con la boca abierta”. “Lo cogí, lo acuné y se calmó”, explica la mujer, que tuvo al bebé “casi una hora en mis brazos arropado con una mantita”. Según confiesa, esta noche no ha podido pegar ojo pensando en el bebé.

También en su madre, de la cual “quiero pensar que lo hizo porque sabía que lo íbamos a encontrar rápido”. El pequeño tenía las constantes vitales estables y se encuentra en el hospital fuera de peligro, algo que ha tranquilizado a la mujer que lo encontró. La prioridad ahora es encontrar a la madre.

Buscan en las cámaras de seguridad

La Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UAFM) se hizo cargo de recuperar al bebé y ponerlo a salvo. La Policía Nacional investiga ahora la aparición de este menor abandonado con la intención de encontrar a la madre. El bebé, de sexo masculino, sigue ingresado en el hospital con buen pronóstico.

Imagen de los pies de un bebé
El bebé se encuentra en buen estado | Cedida

Los agentes han pedido las grabaciones de las cámaras de seguridad de los locales cercanos al lugar del hallazgo. Hay varios establecimientos con sistema de videovigilancia en torno a la calle Rico. En alguna de esas imágenes tiene que aparecer la mujer que dejó a su bebé en el portal. 

Esperan que las cámaras de seguridad captasen el momento y puedan identificar con ellas a la madre del bebé. También han pedido a los hospitales el registro de los bebés nacidos en las últimas doce horas. Las autoridades se hacen cargo del bebé mientras no se decide qué hacer con la custodia.