Sergio y Dana en una foto juntos

Los últimos mensajes del móvil de Dana dan un giro al caso: no los escribió ella

Un informe pericial ve un 95% de coincidencia con la forma de escribir y de expresarse de Sergio, el principal sospechoso

Dana Leonte desapareció el 12 de junio de 2019 en Arenas (Málaga). A día de hoy, la única pista que la policía tiene sobre ella es un hueso que encontró un perro en el campo. El único sospechoso de la muerte de la joven es su novio, Sergio Ruiz, pero no hay pruebas concluyentes que permitan incriminarlo y se encuentra en libertad provisional.

La suerte de Sergio podría haber cambiado definitivamente con la aparición de una nueva prueba. Según un informe pericial, los mensajes enviados desde el móvil de Dana el día de su desaparición no fueron enviados por ella, sino por el propio Sergio.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En los mensajes, Dana supuestamente explicaba a su novio los motivos de su huida y mencionaba el agobio por las deudas económicas. Pero los peritos que han analizado a fondo los mensajes concluyen que no los escribió ella, y que fue su novio Sergio quien los redactó para simular una huida y encubrir el asesinato. 

Los peritos han analizado más de 4.200 mensajes tanto de la víctima como del sospechoso para compararlo con los últimos mensajes enviados desde el móvil de Dana al teléfono de Sergio. La conclusión es que la redacción de estos últimos mensajes coincide en un 95,3% con la ortografía y la forma de expresarse del sospechoso y, en cambio, no tiene nada que ver con la forma de escribir que utilizaba Dana.

Así, por ejemplo, aparece la palabra «llamar», pero está escrita de la forma en la que lo solía hacer Sergio: «yamar». En cambio, la joven solía escribir la palabra de forma normal, «llamar». Pero además, Dana es rumana y en los mensajes se utilizan expresiones propias de la jerga andaluza como «palante», «poraí» o palabras acabadas en «ao». Según el informe, ella nunca utilizaba estas formas de expresión.

Más allá de la forma, el contenido de los mensajes también llaman la atención ya que se ve una forma muy forzada de dar todos los detalles posibles de las personas a las que se hace referencia. Una forma de escribir poco habitual que el informe pericial califica como una forma artificial de conversación.

Ya anteriormente la defensa de Sergio Ruiz había presentado un informe pericial elaborado por una lingüista forense. En aquel caso se señalaba que los mensajes habían sido escritos por tres personas diferentes, ninguna de las cuales eran Dana y Sergio. Sin embargo, los investigadores descubrieron que Sergio había borrado una conversación anterior en la que ella explicaba los motivos de su ruptura.

El caso Dana Leonte

Dana Leonte desapareció en Arenas, localidad donde residía, en junio de 2019. Ella y su novio Sergio tenían un bebé de apenas siete meses. Tras la desaparición, Sergio aseguró a la policía que ella se había marchado voluntariamente huyendo de unos prestamistas que la agobiaban porque debía dinero. La familia siempre cuestionó esta versión, porque no creían que se hubiera marchado sin su hija.

El sumario judicial incrimina directamente a Sergio por la muerte de su pareja, y en estos momentos se encuentra en libertad provisional. Los investigadores creen que la mató con un palo de casi un metro de longitud, que encontraron en su casa apoyado en la pared con pelos de la víctima. En su casa también encontraron rastros de sangre, aunque no se pudo determinar su procedencia ya que él había limpiado las manchas con lejía y aguarrás.

No hubo ni rastro de Dana hasta que unos meses después del crimen, un perro husmeó un hueso que resultó ser el fémur de la joven. El hallazgo tuvo lugar cerca del domicilio que ambos compartían, y el análisis forense confirmó que pertenecían a la mujer desaparecida. Sergio pasó cinco meses en libertad provisional, hasta que la Audiencia de Málaga lo dejó libre por falta de pruebas. Él sigue defendiendo su inocencia, pero ahora habrá que ver si el juez acepta como prueba el informe pericial que incrimina a Sergio en la redacción de los últimos mensajes en el móvil de Dana.