Foto de Fernando Noya

Fernando, el joven español fallecido lejos de casa cuando iba con tres amigos

El joven de 34 años no pudo esquivar un accidente y se fue al suelo con la moto

Fernando Noya Varela tenía 34 años, era natural de Trazo (Coruña) y vivía en Mallorca por cuestiones de trabajo. El martes por la tarde murió en un accidente de tráfico en Navarra, donde se encontraba haciendo ruta con tres amigos. Los cuatro se vieron implicados en un accidente múltiple.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Ocurrió en la Autovía del Ebro (A-68) en el término municipal de Fontelles, sobre las 14:00 horas del martes. Una furgoneta impactó contra un camión, y mientras realizaban las maniobras para apartarse de la calzada llegaron cuatro motoristas. Entre ellos estaba el joven Fernando Noya.

Los tres primeros motoristas consiguieron esquivar a los vehículos, pero Fernando perdió el control y se fue al suelo. Como resultado de la caída impactó contra el guardarraíl quedando herido de gravedad. Todos los esfuerzos de emergencias por salvarle la vida fueron en vano y acabó muriendo.

No pudo esquivar un accidente

Fernando Noya Varela era funcionario de prisiones y su trabajo le había llevado a instalar su residencia en Mallorca. Anteriormente había trabajado en Las Palmas, y a pesar de estar lejos de casa siempre mantuvo un fuerte vínculo con Trazos. Allí viven sus padres, un hermano y muchos amigos.

Montaje con foto de Fernando Noya
Fernando Noya murió en la Autovía del Ebro | La Noticia Digital

La inesperada muerte de Fernando ha causado una profunda conmoción en Trazo, donde era muy conocido y querido. Las puertas de su casa en Mallorca siempre estaban abiertas para sus amigos. Era frecuente que estos le visitaran a menudo, en constantes viajes desde Galicia a la isla.

Así fue como Fernando se convirtió en una especie de embajador de Trazo en Mallorca, un anfitrión que siempre estaba rodeado de amigos. Era muy amigo de sus amigos, siempre estaba de buen humor y dispuesto a echar una mano. Así es como le recuerdan ahora sus allegados, invadidos por la tristeza.

Gran aficionado al fútbol

Su carácter extrovertido y familiar le convirtió en alguien muy popular en su localidad natal, en Galicia. A pesar de irse lejos por trabajo nunca perdió el contacto con los suyos. Su amigo Javier Pena planeaba visitarlo a finales de junio, junto con otro amigo y el hermano de Fernando, Manuel.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Sus planes han quedado trágicamente truncados por la muerte del joven, gran aficionado del Compostela de toda la vida. Era un joven apasionado por el fútbol y llegó a jugar con el equipo del Resmón. Cuando tenía unos días libres volvía siempre a Trazos, donde tenía a su familia y su gente.

Su amigo Javier se encuentra en shock tras conocer la muerte de Fernando: “me quedé frío, me parece que no es verdad, era raro el mes que no venía y siempre no avisaba para quedar”. Este joven se enteró de la muerte de Fernando por la llamada de un amigo, a medida que la noticia se extendía.

La última foto de Fernando

Poco antes de morir, Noya había colgado algunas fotos en Instagram de su ruta en moto por Navarra. Aparecía junto a sus tres compañeros en la mesa de un restaurante. Según sus allegados, la moto era otra de sus grandes pasiones y solía salir a pesar por Mallorca a veces solo y otras acompañado.

El joven tenía una moto Triumph que había adquirido hace apenas un año, y con la que había salido por Galicia. Luego se la llevó a Mallorca, donde siguió haciendo excursiones con ella siempre con mucha prudencia. La mala suerte hizo que Fernando perdiera la vida a lomos de esa moto.

Era un piloto experimentado y prudente, pero se vio sorprendido por un accidente y no tuvo tiempo a reaccionar. Otros amigos tenían previsto visitarlo pronto en Mallorca, como su compañero del colegio David Mariño. Ya no podrá ser, porque sus planes se han visto truncados por la tragedia.