Anna y Olivia y una foto de su madre Beatriz Zimmermann

Los familiares de Anna y Olivia mandan un mensaje tras saber que se cancela la búsqueda

El buque Ángeles Alvariño ha dejado de buscar los cuerpos y ya se dirige a la península

El buque Ángeles Alvariño lleva un mes rastreando el fondo marino en busca de los cuerpos de Tomás Gimeno y su hija Anna Gimeno. Desafortunadamente, esta semana hemos conocido que deja sus labores porque el área de búsqueda es "completamente inabordable"

Tras conocer la noticia, numerosas personas cercanas a Beatriz Zimmermann, la madre de las niñas, han aclarado cómo se siente. Beatriz tenía la esperanza de que se pudiera encontrar el cuerpo de Anna, pero especialmente el de Tomás.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las probabilidades de encontrar a su hija pequeña eran remotas y ella era consciente de ello. Aun así, sabiendo cuál fue el final de Olivia, la madre tenía bastante claro que lo mismo le había ocurrido a la pequeña. 

El problema era Tomás, cuyo cuerpo tampoco ha aparecido, lo que ha dado lugar a especulaciones sobre qué pudo hacer tras matar a sus hijas. Tanto la Guardia Civil como el juzgado que investiga el caso están convencidos de que se suicidó. Y Beatriz también parece estar convencida de ello.

El portavoz de la familia, Joaquín Amills, ha confirmado que Beatriz se siente tranquila porque cree que ese fue su final. Ahora, la familia de Beatriz también ha querido mandar un mensaje para indicar cómo se encuentra ella. 

El mensaje de los familiares de Beatriz

La familia ha utilizado una cuenta de Instagram que crearon desde el primer momento de la desaparición. A través de ella han mandado, tanto Beatriz como otros familiares, varios mensajes durante estos dos meses de búsqueda. 

Esta vez, la familia ha explicado que "nunca imaginaron el cariño y apoyo que iban a tener" por parte de la sociedad. "A pesar de lo duros que han sido estos meses, ha sido gracias al amor de todos ustedes que Beatriz ha podido seguir adelante", explican.

Añaden que "por eso, cuando les pedimos firmar en change.org para que el buque Ángeles Alvariño no cesara la búsqueda confiábamos en que estuvieran con nosotros, pero una vez más superaron nuestras expectativas". 

La familia admite que "no ha podido ser y Anna y Tomás no han aparecido", pero agradecen el apoyo recibido. También dan las gracias a la "gran labor que ha desempeñado la guardia civil, la tripulación del barco y los tantos profesionales que han ayudado". 

Entienden que las autoridades han hecho todo lo posible, incluso más, por encontrar a las niñas y a Tomás. Y admiten que gracias a ese trabajo al menos se ha sabido "la verdad". 

"Por eso, de corazón, de parte de Beatriz muchísimas gracias", insisten. Y finalizan asegurando que "Igual que esperamos que jamás se olviden Anna y Olivia, Beatriz jamás olvidará de que no está sola". 

Como es habitual con sus publicaciones, el mensaje ha sido compartido muchas veces y ha recibido cientos de mensajes de apoyo. Muchas personas han mandado sus condolencias por la pérdida de sus hijas. Otras han cargado contra Tomás y han condenado sus actos.

Beatriz quiere celebrar una misa pública por sus hijas

Ahora, a Beatriz le queda despedirse de sus dos hijas como se merecen, con una misa que quiere que sea pública. Para ello esperará a que la situación epidemiológica mejore, porque las restricciones actuales en Tenerife impiden grandes aforos.

Beatriz explicó, además, que aunque el cuerpo de Anna no haya aparecido se va a despedir de sus dos hijas a la vez. Está convencida de que Tomás le hizo lo mismo a las dos niñas y que luego se suicidó.

Y aunque su cuerpo no aparezca, y la duda sobre su paradero pueda quedar durante toda su vida, quiere pasar página. Para ello contará con el apoyo de toda su familia y de toda una sociedad que se ha unido a su alrededor.