Imagen de los Mossos d'Esquadra en un control

Se aprovechan y despluman una familia ucraniana: minutos después de llegar a España

La Policía ha hecho una colecta de 500€ y se los han entregado a la familia

Es la noticia negra del fin de semana. Unos ladrones han robado dinero y joyas a una familia ucraniana en un área de servicio de la AP-7, la autopista más transitada de la comunidad. La familia, que huía de la guerra en su país, acababa de llegar a España y los ladrones se han aprovechado de su buena fe para sustraerles sus pertenencias.

Según 'Emporda.info', sin embargo, agentes de la guerrilla 4 de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Mossos de Figueres les han atendido en comisaría y han hecho una colecta de 500 € que han entregado a la familia.

Un sindicado de los Mossos d'Esquadra ha publicado la noticia en las redes sociales. Cabe destacar que los ladrones les han robado nada más pisar suelo español, pues llevaban tan solo unos minutos en España.

No es la primera vez que pasa algo así en Cataluña 

Esta vez, pero, la historia tiene final feliz. Pues según explica el mismo portal 'Emporda.info', los Mossos intervinieron la semana pasada para ayudar una familia procedente de Ucrania que se había quedado con el vehículo averiado en la carretera.

Los hechos, como en el caso anterior, también ocurrieron en la AP-7. En este caso, la familia de Ucrania, que se dirigía a Madrid, se quedó con el coche averiado en la carretera. Los Mossos, en este caso, enviaron una patrulla para arreglarles el coche.

Además, los agentes catalanes pagaron la gasolina de la familia para que pudieran llegar a su destino. En el coche iban el padre, la madre y la hija.

La situación de los refugiados, crítica 

Y es que no es solo en España. El éxodo de miles de ucranianos está provocando que los países europeos tengan ciertos problemas a la hora de poder acogerlos. Sin ir más lejos, el pasado sábado la ciudad de Berlín aseguraba que recibe hasta 11.000 refugiados ucranianos al día. 
 

▶️ Fallece un hombre en España a pocos metros de sus hijos, su mujer y su suegra

Lo más importante es a la estación de trenes, pero a la estación de autobuses atienen unas 2.000 personas cada día. Cuando llegan los hacen un reconocimiento médico para garantizar que están en buen estado y después los ofrecen comer y beber a la espera de subir en otro autobús que los llevará a una zona de acogida temporal. 

Foto de Odesa, Ucrania, con obstáculos antitanque
La situación en Ucrania es insostenible: muchas familias se marchan para no tener que vivir la cruel guerra. | Europa Press

Una de las voluntarias de las entidades que se encarga de esta primera acogida, Carmen Ripoll, explica que los reciben "con una sonrisa" para superar "muchas historias trágicas" que han vivido.