Agentes de la guardia civil montando un cordón de seguridad

Fallece un corredor y militar de 22 años en un accidente de montaña en España

El chico había salido a realizar un entrenamiento en la montaña

Con solo 22 años un joven militar ha perdido la vida en España después de haber sufrido un accidente en la montaña. Se encontraba allí realizando un entrenamiento. 

Al parecer, habría fallecido después de caer por un cortado en la zona de Loma Verde. Se trata d una zona de montaña en Candanchú, perteneciente a la provincia de Huesca, en Aragón.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Se trataba de un joven de Alicante, residente en la localidad de Jaca. Era militar y deportista, concretamente corredor. Precisamente por ello realizaba sus entrenos en plena montaña.

Las primeras hipótesis tras haber investigado lo sucedido apuntan a que el chico podría haberse desorientado. Habría sido debido a la niebla que había en el momento de su entrenamiento.

La voz de alarma no se sabe exactamente quién la dio, aunque debio ser algún familiar o conocido muy cercano.

En la alerta se avisaba a las autoridades de que el chico se había marchado a realizar su entrenamiento. Pero, hacia la noche, todavía no había vuelto.

Denunciaron su desaparición cuando no volvió a casa

Fue la Guardia Civil la que recibió la llamada de alerta avisando de la desaparición, a través del servicio de Emergencias 112.

Nada más recibir esta llamada, agentes de la Sección de Montaña de la Guardia Civil de Jaca se desplazaron hasta la zona donde el chico inició su trayecto.

Recabaron todos los datos que los alertantes pudieron darles y se dispusieron a buscar al joven. Se iniciaron entonces las gestiones pertinentes para poder averiguar la ruta que el joven militar podría haber seguido.

Fue ya el viernes por la mañana cuando se realizó la búsqueda más exhaustiva, una vez que se habían trazado las posibles rutas que habría seguido el joven.

Así pues, se inició la búsqueda con un helicóptero de la Guardia Civil con base en Huesca, también participó el Sereim de Jaca y un equipo médico del 061.

Se buscó por la zona del Aspe, también de la Tuca Blanca y en la Zapatilla. Finalmente, se dio con su cuerpo en la zona de la Loma Verde.

Fue un particular el que lo halló el viernes por la mañana. Nada más recibir la alerta de este hecho, el equipo de búsqueda se trasladó hasta el lugar para verificar si podía tratarse del joven al que buscaban.

Al llegar al lugar confirmaron que se trataba de la misma persona que había desaparecido y no se pudo hacer más que certificar su fallecimiento.

Según palabras del médico y los especialistas que iban con el equipo, el joven tenía "lesiones incompatibles con la vida". Esto se concluyó después de haber inspeccionado su cuerpo en el mismo lugar de los hechos.

Así pues, no se pudo hacer más que levantar el cadáver y llevarlo al depósito de Jaca.

Tras esto se está a la espera de que están listos los resultados de la autopsia, para conocerse con más detalle las circunstancias del suceso.

Por el momento, no se tiene más información. Tal y como se ha dicho, el chico habría sufrido un episodio de mala y se podría haber desorientado por culpa de la niebla.

De esta forma habría acabado cayendo por un cortado, con la mala suerte de que los golpes recibidos le habrían acabado provocando la muerte.