Varias ambulancias en las puertas de un hospital

Fallece una enfermera española en extrañas circunstancias: malherida en el parking

Las primeras investigaciones descartan que se trate de un atropello o una agresión por parte de terceras personas

Sucedió ayer a primera hora de la mañana: trabajadores del centro de salud Cuenca IV se encontraron en el parking a una compañera suya malherida. Se trata de una enfermera de 52 años que presentaba heridas en extremidades y costillas. Fue trasladada al Hospital Virgen de la Luz, donde falleció posteriormente. 

El caso se encuentra en manos de las autoridades judiciales. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca ha abierto diligencias para esclarecer los hechos. De momento se ha encargado la investigación a la Policía Judicial, para determinar qué sucedió ya que existen indicios de criminalidad.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha aseguran que ese juzgado, que estaba de guardia, está practicando diligencias para esclarecer el motivo de la muerte de la enfermera. La Delegación de la Junta de Castilla y León en Cuenca y la Subdelegación del Gobierno han confirmado que la policía está investigando el caso.

Los compañeros se encontraron malherida a la enfermera en el parking del hospital de este centro sanitario situado en la calle Río Mariana. La mujer acabó muriendo en el hospital a la que fue trasladada, debido a la gravedad de las heridas.

Los servicios de emergencia han explicado que recibieron el aviso sobre las 8 de la mañana y que alertaban de la presencia de una mujer malherida en Cuenca IV. El juzgado encargado del caso ha decretado el secreto de las investigaciones, hecho por el cual no ha trascendido mucho más. Según la subdelegación los primeros indicios indican que no se trata ni de un atropello ni de un ataque de una tercera persona. 

En un primer análisis, las heridas parecen incompatibles con un atropello y tampoco parece que la enfermera fuera víctima de una agresión. Habrá que esperar el resultado de la autopsia y el avance de la investigación para esclarecer este extraño acontecimiento que ha acabado de la peor forma, con la muerte de una enfermera de 52 años.

Por ahora se desconoce también la identidad de la víctima, aunque se sabe que trabajaba en el centro donde fue hallada en mal estado. La policía sigue adelante con las pesquisas para cerrar un caso que está generando inquietud entre los vecinos de Cuenca y que ha consternado a su entorno de trabajo.

También en la crónica de sucesos castellano-manchega, se tuvo que lamentar ayer un grave incidente laboral en el que salió un hombre malparado. El trabajador sufrió una caída de unos cuatro metros de altura desde un tejado mientras estaba desempeñando su labor en Molina de Aragón (Guadalajara). Según fuentes del 112, el hombre quedó malherido y tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario de Guadalajara.

Un incidente reciente en otro hospital

El caso de la enfermera malherida recuerda, salvando las distancias, al de un sanitario que murió en circunstancias violentas el pasado 6 de marzo. Sergio, enfermero de 42 años y padres de dos hijos, fue brutalmente atacado por un conductor de ambulancias del mismo centro en el que ambos trabajaban, en Alcalá de Henares.

El presunto autor de los hechos fue detenido inmediatamente y pronto se desvelaron los motivos del asesinato: los celos. Al parecer, Sergio mantenía una relación con la ex pareja del atacante, Gonzalo, y este decidió vengarse. La muerte de Sergio causó una gran consternación entre sus compañeros.

El caso de la enfermera de Cuenca es diferente porque, según las primeras informaciones, se descarta que haya habido una agresión por parte de terceras personas. Aun así, la mujer presentaba heridas en las extremidades y en las costillas, y habrá que determinar las causas de su fallecimiento.