Un ramo de flores en un cementerio

Un elefante acaba con la vida de un hombre en un parque de España

Tenía 44 años y casi 20 de experiencia cuidándolos

Trágico accidente el que se ha producido en uno de los principales parques de animales y naturaleza de España. Un cuidador del Parque de Cabárceno, en Cantabria, ha perdido la vida esta mañana tras recibir un trompazo de un elefante y golpearse la cabeza al caer contra los barrotes del recinto. 

El fallecido es Joaquín Gutiérrez Arnáiz, de 44 años y que contaba con casi 20 años de experiencia en cuidado de estos animales. El Gobierno de Cantabria, ha confirmado que el suceso ha tenido lugar a las ocho y media de la mañana en el exterior de las cuadras de los paquidermos. En ese momento se estaban empezando a realizar las tareas diarias de limpieza del recinto y la suelta de los ejemplares al exterior.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Joaquín Gutiérrez estaba en lo que se conoce como el patio de manga, un pasillo intermedio de seguridad que sirve para que los elefantes entren y salgan de manera ordenada. Ha sido allí donde le ha alcanzado la trompa de una hembra que se encontraba junto a su cría en uno de los patios grandes.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Rápidamente, dos de sus compañeros que estaban por la zona han sido los que han dado el aviso a emergencias llamando al 112. Aunque una ambulancia ha llegado a trasladarlo con vida al Hospital Valdecilla de Santander, centro donde acabaría perdiendo la vida a las 11.15 horas. Unidades de la Guardia Civil y Policía Judicial se han desplazado también al parque para abrir para una investigación que pueda aclarar las causas del accidente. 

El fallecimiento de Joaquín Gutiérrez ha sobrecogido a sus compañeros de Cabárceno y CANTUR, la empresa pública que gestiona el parque, además de a los vecinos de Villanueva de Anero, donde ha vivido toda la vida. Los que lo conocían explican como amaba su trabajo al ser una persona «muy amante de la naturaleza», según recoge 'El diario montañés'. No dudan en definirlo como una persona «afable» y «extrovertida» y muy buen vecino, que en los últimos años se había dedicado a cuidar de su madre enferma. 

Su dedicación al cuidado de los elefantes fue en 2002, cuando empezó a trabajar en el parque de Cabárceno en 2002. En estos 19 años de experiencia era sin duda uno de los más expertos en el manejo de los paquidermos, siendo uno de los más veteranos en este recinto. 

Mañana será homenajeado en el parque

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio de Cantabria, Francisco Javier López Marcano, junto al director de CANTUR, Bernardo Colsa, y la directora del parque, Beatriz Sainz, han lamentado el fallecimiento de Joaquín, después de haber ido rápidamente al hospital nada más saber del accidente. «Estamos profundamente consternados», afirmaba López Marcano.

Ha querido destacar como «Cabárceno pierde a una persona muy querida por sus compañeros y a un trabajador entregado a su labor como cuidador desde hace casi dos décadas». Ha enviado sus condolencias a la familia y ha dicho que él y todos sus compañeros se unen «al dolor que causa una pérdida irreparable de una persona tan joven y querida por todos, un empleado siempre dispuesto y amante de los elefantes y de su trabajo». Mañana se le rendirá un homenaje a las 12.30 horas dentro del parque. 

Un accidente sin precedentes en el parque 

Este accidente ha sido el primero mortal que ha tenido el Parque de la Naturaleza de Cabárceno en sus 30 años de historia. El parque ha sido siempre un ejemplo en la conservación de muchas especies y es un referente a nivel internacional en la reproducción y cuidado de elefantes africanos. Allí han nacido hasta 22 ejemplares.

Lleva años colaborando con  el Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción, especialmente en el plan específico para paquidermos. Con este se intercambian o ceden algunos ejemplares a otros centros europeos para contribuir a la reproducción de la especie y evitar problemas de consanguinidad. El recinto de elefantes cuenta con 25 hectáreas de extensión y está integrado por un gran espacio natural.