Urxencias Sanitarias de Galicia

Tragedia en Compostela: Fallece un hombre al ser picado en la ceja por una avispa velutina

Por el entorno de Santiago han aumentado de manera considerable los casos a reacciones alérgicas a este tipo de avispas, además de su propagación

Según ‘La Voz de Galicia’, un colmenero  de 54 años, Daniel García, ha fallecido  a causa de la picadura  de la avispa velutina este pasado domingo en Reborido, en la parroquia compostelana  de Roxos. 

Los hechos ocurrían alrededor de las 12.30 del mediodía, cuando el fallecido acudió a las colmenas  que tienen cerca de su domicilio junto a su vecino, aficionado también a la apicultura, y descubrieron un nido  de avispas velutinas.

Una de ellas picó  a la víctima en la ceja e inmediatamente llamaron al 061 que, al llegar, tan solo pudieron confirmar el fallecimiento del colmenero. Según el citado medio, el vecino que acompañaba a la víctima no sufrió ningún daño.

Añaden que por el entorno de Santiago  han aumentado  de manera considerable los casos a reacciones alérgicas a este tipo de avispas, además de su propagación. Según comentaron las personas que conforman el entorno de la víctima, desconocían si sufría algún tipo de alergia.

Margarita Armisén, especialista en alergología del Clínico, ha relatado que desde el año 2015 ya han fallecido cuatro personas en la zona de Santiago: «La alergia  a la picadura  de himenópteros es habitual  en nuestra consulta. No es frecuente que cause muertes, en estudios internacionales se considera que hay una mortalidad de 0.4 por millón de habitantes».

Añadía que las consultas por este tipo de avispas ha incrementado desde el 2015 «y muy especialmente en los dos últimos años. Hoy es el himenóptero que más problemas nos da. Personas que no han tenido nunca problemas, a quienes les habían picado otras veces y no habían tenido ningún tipo de reacción, se sensibilizan, se hacen alérgicas de manera que no podemos prever, y en una nueva picadura tienen una reacción que les puede provocar la muerte, aunque no es lo más frecuente».

«La velutina ha supuesto un incremento tan grande de insectos a picar que ahora hay muchas más posibilidades. No es más agresiva, pero es más grande, duele más la picadura, inyecta más veneno», manifestaba al citado medio. Según un estudio realizado en Santiago, de cada 100 personas asistidas por una reacción de picadura de avispas «77 se debieron a velutinas y las otras a las abejas y la avispa», sostenía Armisén.