Casa derrumbada por una explosión en la calle Toledo de Madrid

Aclaran cuál fue el origen de la explosión del edificio de Madrid

Dicha explosión provocó la muerte de cuatro personas

El pasado 20 de enero se produjo la explosión de gas en el edificio de la calle Toledo de Madrid; un incidente que dejó en ruinas el edificio y que, desgraciadamente, se llevó la vida de cuatro personas.

En cuanto se produjo la explosión, lo primero que se pensó es que provenía de la residencia de ancianos Los Nogales La Paloma. No obstante, no fue así: la explosión tuvo lugar en el centro parroquial de la Virgen de la Paloma, que está situado en la calle Toledo número 98. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Desde entonces, empezaron a llevarse a cabo investigaciones para averiguar cuál había sido su origen, llegando a descubrirse que existían irregularidades en diferentes calderas situadas en el edificio. Esta vez, se han dado a conocer más detalles que podrían explicar cuál fue el origen inicial de la explosión de gas. 

Según ha indicado el medio ‘El mundo’, la explosión se pudo desencadenar inicialmente por una tubería de gas que estaba mal sellada o averiada.

Esta tubería estaba situada debajo del bloque y, según han podido averiguar los investigadores, existía una acometida de gas que estaba tapada desde hace años. Así pues, la investigación explica que, el día en el que sucedió la explosión, esta acometida estaba agrietada, ya que pudo sufrir algún desperfecto por una fuga de agua, por el temporal o por desgaste.

El gas estuvo entrando durante varias horas

Así pues, el primer informe policial (no es el definitivo) apunta que la explosión del edificio tuvo su origen en una fuga de gas en el exterior del inmueble provocada por la fractura de una tubería que tendría que haber estado cegada. El informe también indica que el gas pudo haber estado entrando durante horas.

Por su parte, Gabriel Benedicto, responsable de la iglesia de la Paloma, pidió que las personas que tuvieran fotografías o vídeos de lo ocurrido le enviaran dicho material para averiguar qué fue lo que pasó en realidad.

Una de las personas explicó que, antes de la explosión, cruzó la acera debido a que olía mucho a gas. Otros dos testigos explicaron que sintieron picor en los ojos debido al gas. 

Por su parte, técnicos y expertos también llegaron a la conclusión de que el escape se produjo en la acometida del gas y, según explica el medio ‘El Mundo’, estas personas dispondrían de pruebas para demostrar que la tubería que se encargaba de distribuir el gas por los diferentes edificios estaba dañada. 

No obstante, según ha publicado 'Efe' el tramo estaba, supuestamente, ‘en regla’ debido a que el pasado 16 de enero se produjo la última ‘Inspección periódica de la instalación receptora común’. 

Naturgy explica que no recibió ninguna alerta

La compañía de gas Naturgy también ha explicado su versión de los hechos, y ha asegurado que, el día de la explosión, no recibió ninguna alerta de escape y que el tramo pasó los controles, tanto de tubería de suelo como general, de los años 2019 y 2020, «siguiendo con los controles periódicos que se realizan en toda la red de la distribuidora, y que son como mínimo cada dos años». 

Por su parte, según explica el medio ‘Europa Press’, fuentes de Naturgy y Negdia les habrían informado de que no se había realizado ninguna actuación en el edificio. 

La compañía, según indica el medio, explica, además, que todavía no se pueden sacar conclusiones: «No nos consta que haya habido ningún cierre formal de la investigación y que exista un informe con conclusiones. En el caso de que existiese, no tenemos acceso al mismo».

Recordamos que esta explosión dejó 4 fallecidos y, además, afectó a media decena de edificios, ya que dicha explosión llegó a lanzar escombros hasta a 500 metros de distancia.