Collage de Eugenio y Manuela Chavero

Eugenio, el vecino agricultor de Manuela Chavero que ha callado su crimen 4 años

Fue detenido ayer por la Guardia Civil después de confesar dónde está enterrada la víctima

La Guardia Civil detuvo esta pasada noche a un hombre como presunto autor del asesinato de Manuela Chavero hace cuatro años. Es un vecino llamado Eugenio D.H., de la localidad pacense de Monesterio, de 28 años, que vive en la misma calle en la que residía Chavero, apenas separado por una casa. En concreto Eugenio vivía en el número 29 de la calle Cerezo y Manuela en el número 15 de la misma calle, así que se conocían perfectamente.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La madrugada del 5 de julio de 2016, Manuela, separada y con 42 años y dos hijos que en ese momento se encontraban con su padre, salió de su casa dejándose el teléfono sobre una mesa y la televisión y la luz encendidas de la cocina. Eso siempre hizo sospechar a la policía que el asesino era una persona conocida por ella, pues Manuela le abrió la puerta y tenía pensado volver a su casa.

El joven ha confesado haber matado a la mujer y haberla enterrado en una finca agrícola y ganadera que era de su propiedad pero que vendió después a otra persona, señalando además que se trató de un accidente.

Un joven obsesionado con la víctima

La familia de Manuela Chavero conocía al detenido desde su niñez, de hecho de pequeños jugaban juntos en el pueblo. El joven es agricultor. En el pueblo, cuyos vecinos se muestran consternados, se le conoce por su gran afición a la equitación. 

Eugenio D.H. tiene una granja de cerdos y algunas fincas en Monesterio.  Además tiene antecedentes por trapicheo de drogas y algunos delitos contra el patrimonio. Al parecer el joven había intentado un acercamiento a Manoli, como se conocía a Manuela Chavero, pero había sido rechazado. Este chico había cambiado la tapicería de su coche Opel Vectra poco después de la desaparición de Manuela, algo que habría llamado la atención del pueblo y los investigadores.

Dicen en Monesterio (Badajoz) que Eugenio estaba obsesionado con Manuela y que su relación con las mujeres en general es escasa. Un tipo tímido, introvertido, que se dedicó al campo y la ganadería como su padre, fallecido hace unos años. Sus padres se separaron, él se quedó con su progenitor. Anteriormente había sido detenido por delitos contra el patrimonio por robar señales de tráfico para ponerlas en una de sus fincas.