Montaje con foto del lugar del crimen

La dolorosa esquela de Erika, la niña de 14 asesinada al volver del cole en España

Un vecino de Erika le asestó varias puñaladas en el portal

Erika, una joven de 14 años, encontró la muerte de una manera muy cruel. Este miércoles, a su regreso del instituto, un vecino que estaba "obsesionado con ella" le asestó varias puñaladas hasta acabar con su vida.

Como era habitual, llamó al telefonillo de su casa y su familia le abrió la puerta. La estaban esperando para comer. Sin embargo, después de unos minutos de espera, su hermano bajaría a buscarla sospechando que pudiera ocurrirle algo malo.

Tras subir las primeras escaleras del inmueble, Erika se encontró con el agresor, un hombre de 32 años y de nacionalidad moldava. La atacó sin piedad en el rellano de este edificio de la calle Vázquez de Mella, en Oviedo.

Foto del levantamiento del cadáver
Erika recibió varias puñaladas por parte de un vecino. | EC

La mató con "ensañamiento" después de haberle asestado varios cortes con un arma blanca. A continuación decidió encerrarse en su casa.

Fue detenido y trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias donde fue intervenido de varias heridas de gravedad. Tras acabar con la vida de la niña decidió autolesionarse.

El primero en dar la voz de alerta fue el hermano de la víctima. Apreciaron que tardaba más de la cuenta en llegar a la vivienda y optaron por bajar a buscarla. En la primera planta se encontró un reguero de sangre con rastro en dirección a la casa del agresor.

La Policía Nacional trató de acceder a este inmueble por la puerta principal sin demasiado éxito. En vista de eso, decidieron saltar por el patio de luces y entrar por una ventana. En el interior se encontraron el cuerpo sin vida de la menor.

El presunto asesino de Erika apenas llevaba tres semanas residiendo de alquiler en esa vivienda situada en el barrio de Vallobín. Los investigadores están pendientes de su recuperación en el hospital para que pueda prestar declaración. Algunas fuentes señalan que se trata de una persona "desequilibrada".

El juez encargado del caso decretó el secreto de sumario a la espera de que avancen las investigaciones. De momento, se han llevado a cabo inspecciones oculares en el portal y en la casa donde tuvo lugar el crimen.

▶️ Muere con 49 años Francisco Alejo, el pionero de la agricultura ecológica almeriense

La conmoción se apoderó este martes del barrio ovetense. El enorme revuelo de las sirenas de la Policía y de las ambulancias hizo que los vecinos se enteraran del suceso en muy poco tiempo. La joven vivía en el piso con sus padres René y Alba y sus dos hermanos.

Este martes mostraban su "profundo dolor por el fallecimiento de nuestra chiquitina". En el momento del asesinato, la madre se encontraba trabajando y de inmediato se presentó en su domicilio.

El recuerdo a Erika en la esquela

El funeral por Erika se celebrará este jueves a las 16:00 en las Religiosas de María Inmaculada, donde también se ha instalado la capilla ardiente. En la esquela se podía leer la frase: "Ahora vives en la casa del Señor, espéranos".

Foto del lugar del crimen
El portal en el que vivía Erika con su familia en Oviedo. | EC

La familia de la chica, de origen ecuatoriano, llevaba asentada ya unos cuantos años en la capital de Asturias. Una persona próxima a ellos recordaba a la menor como "un ángel, una niña muy buena y muy formal".

Era habitual que acompañara a sus padres a la iglesia María Inmaculada. Allí ensayaba en el coro y disfrutaba de la compañía de otros jóvenes de su edad. No conseguían asimilar lo sucedido: "Es un acto  muy mezquino, no sé cómo pueden pasar estas cosas".

En esta ocasión, la víctima fue Erika, pero los vecinos saben que pudo ocurrirle a cualquiera. "Tengo tres hijas y estamos todos muy asustados. Podría haber sido alguna de ellas al bajar la basura", señaló otro vecino del portal a El Comercio.