Montaje de un alcoholímetro y un accidente de tráfico

Un español pierde el récord mundial de alcoholemia: otro hombre lo supera

Las autoridades han alucinado al saber que el hombre pudo coger el vehículo en esas condiciones

Beber y conducir son verbos que jamás deben ir relacionados. Y es que por si ya fueran muchas las temeridades que se pueden hacer sobrio, cuando estás ebrio el asunto se complica todavía más. La DGT siempre lo avisa: 'Si bebes, no conduzcas'.

Coger el vehículo mientras estás bajo los efectos del alcohol podría provocar un terrible accidente. Ya ha habido múltiples casos de personas que han fallecido por hacer algo así, y además, te conviertes en un verdadero peligro para todos los que están en la carretera.

Primer plano de un volante de un coche
Conducir un coche implica tener los 5 sentidos puestos en la carretera para evitar cualquier tipo de accidente | PIXABAY

Un hombre de nacionalidad española  podía presumir, irónicamente, de poseer el récord a la tasa más alta de alcoholemia  hasta la actualidad, con 4,75 gramos de alcohol en sangre. El caso es que otra persona lo ha superado. Por muy increíble que parezca, el nivel de alcohol en sangre que tenía casi duplicaba la situación de un coma etílico.

Nuevo récord mundial de alcoholemia

La cuenta se ha superado en Argentina, por un hombre que ha sido pillado conduciendo con 5,5 gramos por litro de sangre. Esto supone la cifra más alta jamás registrada en todo el mundo.

El conductor ebrio conducía un Nissan modelo Tiida por la ciudad de Necochea, ubicada en la provincia argentina de Buenos Aires. Como era de esperar, los efectos del alcohol provocaron que tuviera un accidente de tráfico en el que su vehículo quedó completamente destrozado al chocar contra un poste de luz.

▶️ Federico, la estrella del rugby muerto a la salida de un bar

Las autoridades, al ser avisados del desastre, se personaron en el lugar lo antes posible. Una vez allí decidieron realizarle al hombre una  prueba de alcoholemia, ya que este presentaba signos evidentes de haber consumido alcohol. Al fijarse como el aparato marcaba una cifra jamás vista antes, los agentes alucinaron.

Una tasa propia de un coma etílico

Los expertos en tráfico de Argentina no dieron crédito con la que ya es la tasa más alta de alcoholemia jamás registrada. Y es que no consiguen encontrar ninguna explicación que les permita saber como el hombre fue capaz de subirse a su vehículo, arrancarlo y conducirlo.

Tal y como señalan diversas fuentes, a partir de los 3 gramos de alcohol por litro de sangre, la mayoría de la población se encuentra en una situación de coma etílico. Sin embargo, con 5,5 gramos de alcohol por litro de sangre, el hombre consiguió arrancar su coche.

Plano medio de un control policial
Las autoridades alucinaron con la tasa de alcohol en sangre que tenía el conductor argentino | Pixabay

Afortunadamente, no hubo ninguna víctima mortal tras el terrible accidente. El conductor ebrio quedó ileso, pero su vehículo fue el que sufrió las consecuencias, ya que quedó destrozado.

Las redes sociales no han tardado en compartir las impactantes imágenes del altercado. En algunas, incluso se puede al conductor semiinsconsciente aún dentro de su coche.

Un español tenía el antiguo récord

Antes de que ocurriera este suceso que, por suerte, no tuvo ningún herido, un hombre de nacionalidad española era el único poseedor del horrible récord mundial de alcoholemia.

Un control de alcoholemía
Antes de este suceso, el récord mundial de alcoholemia lo tenía un español, con 4,75 gramos de alcohol en sangre | Europa Press

Consiguió alcanzar la cifra de 4,75 gramos de alcohol en sangre hace seis años, en una autopista del término municipal de Libourne, situado en Francia.

El español, natural del País Vasco, estaba en primera posición del ranking mundial, pero un hombre de Argentina lo ha superado recientemente. Esperemos que esta cifra no vuelva a superarse nunca más, ya que no se debe coger el coche cuando se ha consumido alcohol.