Imagen de la joven Aintzane Pujana, asesinada en Guipúzcoa

Encuentran el cuerpo de una española de 32 años que buscaban hace días

El cadáver fue hallado por unos operarios en una zona alejada y presentaba signos de violencia y múltiples cuchilladas

El hallazgo en las últimas horas del cuerpo de una mujer en la zona de monte de Aizarnazabal, en Guipúzcoa, llevó a los investigadores a pensar que se trataba de Aintzane Pujana. La chica, de 32 años, desapareció el día 1 de enero según consta en la denuncia de la policía autonómica. El cadáver presentaba indicios de violencia.

El Departamento Vasco de Seguridad informó que unos operarios que estaban trabajando en una zona de matorrales ayer por la mañana se encontraron con el cadáver de una mujer en las proximidades del río Urola, y llamaron a la Ertzaintza.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La Unidad de Vigilancia y Rescate de la Policía Vasca se trasladó al lugar de los hechos, donde confirmaron la presencia del cuerpo de una mujer. La primera observación realizada por miembros de la policía científica, un juez y el médico forense, reveló la presencia de varias heridas de arma blanca. 

La comitiva judicial determinó el levantamiento del cadáver y el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal. Allí se realizó el análisis forense para determinar las causas del fallecimiento. La policía mantenía ayer todas las hipótesis abiertas sobre esta muerte con signos de criminalidad. 

Pero las primeras sospechas apuntaban que podía tratarse de Aintzante Pujana, una joven desaparecida en Año Nuevo en la localidad de Urola Kosta. Ese fue el último lugar donde la vieron con vida. Llevaba un abrigo blanco y un pantalón vaquero azul. La aparición del cadáver dio un giro al caso y el Servicio de Investigación Criminal de Guipúzcoa se hizo cargo de las pesquisas para esclarecer lo sucedido.

Finalmente se cumplieron los peores presagios y el cadáver hallado este lunes en Aizarnazabal es el de la donostiarra Aintzane Pujana. La Ertzaintza, que se encontraba al mando de la investigación, confirmó esta mañana, 24 horas después de encontrar el cuerpo, que el cadáver es el de la joven y que presentaba varias heridas de arma blanca.

El cuerpo se encontraba fuera del agua cuando lo encontraron, y presentaba signos de violencia, incluidas múltiples cuchilladas por arma blanca. A la espera de los resultados de la autopsia, que le será practicada hoy, todo hace pensar que esas heridas le produjeron la muerte. La Ertzaintza prosigue con la investigación del que podría ser el primer homicidio del 2021 en Guipúzcoa y del que aún se tienen pocas pistas.

Desaparición y búsqueda

Tras notificarse la desaparición de la chica, la Ertzaintza hizo públicos los datos de la joven y una fotografía suya en un cartel para ayudar a encontrarla. En el aviso se indicaba que Aintzane necesitaba medicación y que existía la posibilidad de que fuera localizada en el extranjero. Poco después encontraron su cuerpo.

La búsqueda de la joven ha acabado en tragedia al confirmarse que el cadáver hallado al lado del río es el cuerpo de Aintzane. Los servicios de emergencia recibieron el aviso a las 11 de la mañana de ayer. Los operarios, que estaban desbrozando una zona de matorrales, hallaron un cadáver al lado del río Urola en el barrio de Etxabe. El cuerpo se encontraba en un terraplén rodeado por vegetación en una zona rural apartada.

La policía estuvo durante horas en el lugar donde se encontró el cadáver, intentando encontrar pruebas de un posible crimen. En una primera observación determinaron que tenía heridas de arma blanca y que no había descomposición en el cadáver, por lo que llevaba poco tiempo muerta. Ahora intentan descubrir qué pasó y reconstruir cómo fueron las últimas horas de la joven para saber quién mató a Aintzane.