Montaje con foto de Eduardo Suárez

Eduardo, fallecido en una tragedia familiar en España: su mujer y sus hijos, graves

Covadonga y sus dos hijos de 9 y 11 años se recuperan en un hospital especializado en este tipo de intoxicaciones

Eduardo Suárez Colunga, de 48 años, es la víctima mortal de la tragedia familiar que ayer sacudió el pueblo de La Mata, en Grado (Asturias). El hombre, su mujer y sus dos hijos resultaron intoxicados por inhalación de monóxido de carbono. La investigación apunta a una mala combustión de la caldera.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Esto habría provocado una gran concentración de monóxido de carbono en la planta baja de la vivienda, donde se encontraba la instalación. El gas mortal habría afectado al matrimonio formado por Eduardo y su esposa, Covadonga López-Acevedo. También a sus dos hijos de 9 y 11 años.

La tragedia ha dejado conmocionado al concejo de Grado, que está viviendo sus días más amargos. Hace apenas unos días se desencadenó otra desgracia con la muerte de una mujer en extrañas circunstancias. Ahora todos sus pensamientos están con la madre y los niños que luchan por su vida.

No se presentaron a una cita

Todas las alarmas saltaron ayer al mediodía, cuando la familia de Eduardo no se presentó a una cita que tenían programada. Familiares del matrimonio acudieron al domicilio, y al acceder al inmueble contemplaron la terrible escena. El padre estaba tendido de lado en el suelo, en medio del pasillo.

Foto del lugar de los hechos
El domicilio familiar se llenó de ambulancias y efectivos de emergencias | Miki López

En una de las habitaciones se hallaba la mujer, semiinconsciente y tumbada en la cama. Los niños estaban en sus respectivos dormitorios, e igual que su madre respiraban con dificultad. Los cuatro miembros de esta conocida familia presentaban evidentes síntomas de intoxicación.

Sus familiares avisaron a emergencias, que al llegar al lugar de los hechos trataron de reanimar a Eduardo. No pudieron hacer nada por su vida, puesto que ya había fallecido. La madre y los niños se encuentran estables dentro de la gravedad, en el Hospital Valdecilla de Santander.

Estables dentro de la gravedad

Inicialmente fueron llevados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), pero luego fueron trasladados al otro centro. El hospital de Santander es el centro de referencia del norte para el tratamiento de este tipo de intoxicaciones. Allí son sometidos a un tratamiento especial para recuperar el oxígeno en la sangre.

También te puede interesar:▶️Fallece la campeona de maratón española Maria García Alonso a los 43 años

 

Las asistencias médicas desplazadas al domicilio familiar solicitaron la intervención de los bomberos, al sospechar que se trataba de una fuga de gas. La Guardia Civil abrió una investigación que, por ahora, mantiene abiertas varias hipótesis. Sin embargo, todo apunta a una mala combustión de la caldera.

La intoxicación se produjo por una enorme concentración de monóxido de carbono. La inhalación de este gas en grandes cantidades provoca lo que se conoce como la “muerte dulce”. Los afectados se sienten levemente mareados y se van durmiendo hasta asfixiarse sin enterarse.

Consternación en Grado

La noticia ha causado una gran consternación en Grado, donde en las últimas horas solo reina el silencio y el dolor. Los vecinos de la familia se encuentran muy afectados por el suceso y no quieren hacer declaraciones. Permanecen en sus hogares con las puertas y las ventanas cerradas.

El alcalde del municipio, José Luis Trabanco, ha recordado que “hace unos días tuvo lugar también aquí un suceso difícil”. Se refiere a la mujer muerta en su domicilio con signos de una muerte violenta. La policía sospechaba que su hijo la podría haber empujado en el transcurso de una discusión.

Foto del lugar de los hechos
Guardia Civil saliendo del domicilio familiar | Jesús Pardo

“Son días complicados en Grado”, ha dicho el alcalde, “está siendo duro para todos, es una pena que sucedan estas cosas”. El alcalde ha explicado que “son una familia de aquí de toda la vida, muy agradables y siempre con una sonrisa”. En el pueblo les describen como gente muy humilde.

Propietarios de una fábrica de galletas

La familia afectada por esta tragedia es propietaria de la fábrica de galletas La Triunfante. Los padres de Covadonga heredaron la empresa hace muchos años, y ahora son ella y su hermana quienes están al mando. En Grado aseguran que la familia siempre se ha portado muy bien con los trabajadores.

Hace apenas unos meses que murió Miguel, el padre de Covadonga y propietario de la fábrica La Triunfante. La empresa familiar lleva casi 200 años en Gracia y ya va por la cuarta generación. Al frente de la empresa han quedado María Teresa y sus dos hijas, Pilar y Covadonga.

Se trata de una marca muy conocida de galletas y otro tipo de dulces y alimentación artesanal. La familia manifestó hace poco su agradecimiento a los clientes que “han sabido valorar nuestro trabajo”. Ayer, al conocer la noticia, muchos de ellos se interesaron y dieron ánimos a la familia.