Coche de la Policía Nacional, 2020

Palma: Pelea multitudinaria entre diez personas en plena calle y con botellas

Los detenidos pertenecían a dos grupos de personas que se han enfrentado entre ellos y han sido detenidos como presuntos autores de una riña tumultuaria

La Policía Nacional ha detenido  este sábado a un total de diez personas como presuntos autores  de una riña tumultuaria, después de que dos grupos se enfrentaran con botellas  y golpes  en la Plaza de Porta d'Es Camp, en Palma.

Según ha informado Policía Nacional este domingo en un comunicado a los medios de comunicación, el suceso tuvo lugar a las 23.25 horas del sábado, cuando se produjo una pelea multitudinaria, con botellas y golpes, entre dos grupos de personas en las inmediaciones de la plaza de Porta d'Es Camp, en Palma.

A consecuencia de la riña, ha explicado Policía Nacional, hay varias personas heridas. No obstante, ha matizado, en principio no revisten gravedad.

Con todo, los detenidos pertenecían a dos grupos de personas que se han enfrentado entre ellos y han sido detenidos como presuntos autores de una riña tumultuaria, sin que se hayan producido más incidentes. Actualmente, se están investigando los hechos y los motivos de la pelea.

Detenidos por robos con fuerza

Por otro lado, han sido detenidas tres personas por dos robos con fuerza  en una nave del Polígono de Santa María. La Guardia Civil ha recuperado dos piscinas de grandes dimensiones y un remolque sustraído de una nave industrial

Según ha informado el Instituto Armado este domingo en una nota de prensa, el primero de los robos se remonta a marzo cuando una empresa de piscinas situada en el polígono de Son Llaut fue asaltada  en plena noche utilizando un camión con una grúa, sustrayéndose del interior del negocio una piscina de fibra que estaba a la venta, valorada en unos 7.000 euros.

Mientras, el segundo de los robos ocurrió la semana pasada por la noche, cuando nuevamente volvieron a entrar en la misma empresa, esta vez el objetivo era una piscina de fibra de nueve metros de largo y el remolque que la soportaba, todo valorado en 16.000 euros.

Ambos robos provocaron alarma entre los empresarios del polígono, por el «descaro» que, según ha dicho el Instituto Armado, mostraron los autores para sustraer las piscinas.

Entonces, agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil del Pont d'Inca iniciaron un análisis e inspección de la nave, así como numerosas gestiones para tratar de esclarecer lo ocurrido. Los investigadores sospechaban que los dos robos  habían sido cometidos por las mismas personas.

A raíz de la investigación, el pasado 16 de Junio, los agentes se desplazaron hasta un chalet  en reformas en la barriada Son Ferriol, donde pudieron observar cómo habían colocado una piscina de fibra recientemente y como se disponían los albañiles a fijarla con hormigón al suelo.

Los agentes paralizaron en ese momento la obra y precintaron la piscina, hasta que comprobaron que se trataba de una de las cuales habían sido sustraídas, por lo que se dispuso un camión grúa para volver a sacar la piscina de foso donde estaba colocada y poder así devolverla a su legítimo propietario.

A continuación los agentes localizaron la segunda piscina y el remolque sustraído en el garaje del mismo chalet, logrando de esta manera recuperar todo lo sustraído.