Imagen de dos agentes del Seprona de la Guardia Civil

Alarma en España por la desaparición de un hombre 'muy peligroso' y su pareja

Los vecinos denuncian que el hombre podría ser peligroso porque se la llevó por la fuerza

Las autoridades siguen buscando a una mujer y un hombre que desaparecieron hace varios días en San Martín de Rubiales, en Burgos. Al parecer, el hombre podría ser peligroso y algunos vecinos han denunciado que se habría llevado a la mujer por la fuerza.

La pareja desapareció en la citada localidad burgalesa hace dos días, y desde entonces, no se ha parado de buscarlos. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no descartan ninguna hipótesis, pero los indicios empiezan a apuntar a un posible secuestro. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Después de la desaparición, los agentes tomaron declaración a los vecinos por si tenían alguna información que pudiese ayudar. La sorpresa llegó cuando alguno de ellos explicó que el hombre se había llevado a la mujer por la fuerza. Según explicó, "cogió a la mujer por los pelos". 

Ante esta información, las autoridades han establecido un gran dispositivo de búsqueda para tratar de dar con ellos lo antes posible. De momento, los investigadores han evitado dar más detalles. 

Los dos desaparecidos, de origen búlgaro, llevaban unos dos años viviendo en San Martín de Rubiales.

Lo que sí se sabe del caso es que la Policía está analizando un coche que ha sido localizado por varios agentes. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, ha explicado que la prioridad ahora es "que aparezcan pronto". 

Además, ha añadido que espera que no haya que lamentar "ningún suceso dramático", especialmente conociendo lo poco que se sabe. "Lo importante: que concluyan con éxito las labores y no tengamos que lamentar una desgracia", ha expuesto ante los medios. 

El despliegue policial es muy amplio debido a que se considera al hombre como "muy peligroso". De hecho, la Guardia Civil ha movilizado a un helicóptero para recorrer la zona en busca de posibles pistas sobre su paradero. 

Este jueves también se han unido a la búsqueda varias patrullas especiales del Grupo de Reserva y Seguridad. Varios agentes están peinando un radio de varias decenas de kilómetros que abarca varias localidades del sur de Burgos. De hecho, la búsqueda ya se ha ampliado también a algunas localidades de Valladolid y Segovia.

Una de las hipótesis que se manejan es que el hombre se encuentre en la localidad de Aranda de Duero. La Policía Nacional ya se ha movilizado en la zona para ayudar en su búsqueda. 

Versiones contradictorias de los vecinos

De momento, y para evitar que salgan a la luz informaciones falsas, la Guardia Civil prefiere no dar más datos de la desaparición. Pero varios medios ya han recogido las versiones de los vecinos, que difieren bastante unas con otras. 

Algunos vecinos han asegurado que hace meses que no ven a la mujer, pero otros aseguran haberla visto hace dos días. Señalan que el hombre la fue a buscar al lugar de trabajo de ella, donde la habría agarrado por los pelos y se la habría llevado a su casa a la fuerza. 

Los agentes encargados de la investigación piden "cautela" a los medios porque "la vida de una persona está en juego". Es decir, que una de las vías con las que trabajan es que el hombre pudiera tener intenciones de hacer daño a la mujer. 

El sospechoso tiene varios antecedentes que justifican esta hipótesis y explican el amplio despliegue policial en la zona. 

El alcalde de la localidad, Juan Cruz, ha explicado a EFE que la Benemérita lleva desde el martes recorriendo la localidad. Allí han estado preguntando a varios vecinos para recabar cualquier tipo de información que pueda ayudar a localizarlos. 

Según Cruz, el sospechoso "no estaba empadronado y vivía con una mujer, aunque a veces había alguna persona más a temporadas". También ha explicado que durante los dos años que han estado viviendo allí ninguno de los dos había dado nunca ningún problema. Sí ha reconocido que el hombre era poco sociable y que tampoco hablaba demasiado bien el castellano.