El creador de 'OT', tras despertar del coma: 'Ha sido ella, me quería matar'

La mujer de Mainta ya contaba con delitos previos sobre el fundador de 'La Trinca' y Gestmusic

Josep Maria Mainat, miembro de La Trinca y uno de los fundadores de Gestmusic
Mainat había contratado seguridad privada en su casa por temor a su mujer | Cedida

Josep Maria Mainat ha sido noticia en las últimas horas a causa del intento de asesinato que ha sufrido por parte de su mujer, Ángela Dobrowolski, 35 años menor que su esposo. Los motivos que habrían impulsado a Ángela a cometer tal atrocidad serían económicos, pues se encontraba en proceso de divorcio con el creador de 'OT' y 'Mira quien baila' y habría quedado fuera de la herencia del exitoso empresario audiovisual. La mujer se encuentra en estos momentos en libertad con cargos y a la espera de que se inicie un proceso judicial contra ella. De hecho, Mainat al despertar en el hospital afirmó que: «Ha sido ella, me ha querido matar».

El intento de asesinato sufrido por Mainat

Los hechos tuvieron lugar el pasado 22 de junio, en el domicilio en el que convivía el matrimonio en Sant Gervasi (Barcelona). Aquella noche Josep Maria Mainat estuvo apunto de morir en su domicilio, pues llegó a estar cerca de 20 minutos en coma a causa de la sobredosis de insulina que le administró su mujer, que es estudiante de medicina.

Según el medio ‘La Vanguardia’, cuando Mainat despertó en el hospital lo primero que dijo fue lo siguiente: «Ha sido ella, me ha querido matar». «Ha sido ella, me ha pinchado varias veces», le confesó a la cuidadora de sus hijos en la ambulancia.

Fue entonces cuando Pol Mainat, el hijo que tuvo con Rosa Maria Sardà, se presentó en la comisaría de los Mossos d’Esquadra para interponer una denuncia de los hechos.

Delitos previos de Ángela

Pero la mujer de Mainat ya tenía detenciones previas por haber cometido delitos contra su persona. El 19 de septiembre de este año Ángela fue arrestada por los Mossos d’Esquadra por haber falsificado la firma de su marido para tratar de cobrar dos cheques de 2.900 y 1.200 euros, tal y como ha apuntado ‘La Vanguardia’. En ese momento, Mainat no dudó y denunció los hechos.

La relación que Mainat mantenía con Ángela estaba en declive tal y como hemos contado. De hecho, el matrimonio estaba en proceso de divorcio pero Mainat dejaba a Ángela acudir al domicilio en el que han sucedido los hechos porque no quería separar a sus hijos de su madre.

Tan preocupado estaba Josep Maria con la presencia de Ángela por la casa, que llegó a contratar a un equipo de seguridad privada para que estuviesen en el domicilio vigilando a su mujer mientras ella se encontraba allí. Pese a ello, la estudiante de medicina aprovechó una ocasión para tratar de acabar con la vida de su marido, pero gracias a las pruebas del medidor de azúcar, se pudo comprobar que el testimonio de la mujer no cuadraba y que el suceso tenía como objetivo la muerte de Mainat, por lo que va a ser juzgada por intento de homicidio.


Comentarios

envía el comentario