ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Montaje de dos fotografías de David Vargas, excura de Sant Vicenç de Castellet

David, el excura español a la cárcel por casar a una mujer con un hombre fallecido

A prisión durante tres años por formalizar un matrimonio ilegal con el fin exclusivo de cobrar la herencia

La Audiencia de Barcelona ha condenado al exrector de Sant Vicenç de Castellet a David Vargas con una pena de tres años de prisión por producir una falsa boda de una mujer con un hombre ya fallecido. Añadido a ella, este mismo también deberá pagar una multa económica de 1.080 euros.

El protagonista del delito es David, el excura de Sant Vicenç de Castellet en Barcelona, que finalmente ha sido condenado a tres años de cárcel por formalizar un matrimonio ilegal con el fin exclusivo de cobrar la herencia.

El exrector casó una mujer con una persona fallecida

David ha sido condenado por la Audiencia de Barcelona por un delito de falsedad documental y se ha descartado el delito por estafa al considerar que, durante el trascurso del juicio, se demostró que los dos novios, de edades avanzadas, formalizaron su enlace matrimonial por la iglesia el 1 de julio del 2008.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Por su parte, ha sido el tribunal el que ha considerado probado que David se puso de acuerdo con la que fue durante algunos años, la pareja del fallecido y también con la hija del mismo, para firmar posteriormente como testigo en el expediente matrimonial.

El día del juicio final

El juicio contra e excura, desarrollado en Sant Vicenç de Castellet se celebró a finales de este pasado febrero en la Audiencia de Barcelona. La noticia le pilló por sorpresa a todo el mundo, y es que el fallecimiento del novio se produjo el día 11 de noviembre del 2008, y, tiempo después, tal y como apuntaba el propio tribunal, se falsificó el expediente matrimonial entre la pareja, que se inscribió en el registro civil un año más tarde, el 17 de marzo del 2009.

A lo largo del trascurso del juicio, la fiscalía estimó que el novio había aceptado casarse después de 17 años de convivencia con su futura esposa, pero que en sí mismo, si algo tenía claro es que no quería que quedara documentado ni el propio enlace tuviera efectos legales. Este hecho según el ministerio, explicaría el por qué del matrimonio a no inscribirse al registro civil hasta marzo del 2019, un total de cinco meses después tras la muerte del novio.

Por último, el tribunal también ha condenado por un delito de cooperación necesaria para un delito de falsedad documental a la hija del mismo, a un año y medio de prisión.

A realidad es que tanto ella, como el exrector tendrán que indemnizar conjuntamente una cantidad económica elevada y que irá directa a los sobrinos del difunto que, como no había testamento, eran sus herederos. La cantidad a indemnizar será de 203.934 euros y el Obispado de Vic tendrá que asumir, por su parte, la responsabilidad subsidiaria.

Más sucesos ocurridos en Barcelona

Por otra parte, los Mossos d'Esquadra continúan buscando a un varón de unos 45 años que el pasado 2 de marzo de 2021 violó presuntamente a una joven de tan solo 16 años en los alrededores de la estación de Ferrocarriles Catalanes, en Cornellà, ubicada en Barcelona. Tal y como recogen las informaciones plasmadas en la denuncia, el hombre de 45 se acercó a la menor, la intimidó con una navaja y la agredió sexualmente.

Desde ese mismo momento, la Unidad de Investigación de Cornellà, además de un expediente, también ha abierto una investigación, en la que han colaborado numerosos testigos del caso desarrollando un retrato robot del hombre, que ya ha sido enviado a todas las patrullas de la zona y alrededores.

Como explica el medio de ‘ElCaso.com’, el varón buscado como presunto autor de esta agresión sexual a la menor de edad en Cornellà, tiene unos 45 años, es caucásico, habla castellano sin notarse el acento, de complexión delgada y presenta una estatura de entre 1,70 y 1,75 metros.