David Carragal, profesor asturiano de 33 años fallecido el 18 de junio de 2019

David, el profesor de 33 años al que pidieron fuego y acabó en el suelo sin vida

El joven falleció a causa de las complicaciones derivadas de una fractura craneal

El magistrado del Tribunal del Jurado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha contenido a Jorge Cue, el culpable del asesinato de David Carragal durante el transcurso de las fiestas de La Florida en 2019. La pena será cumplida a 12 años por un delito de homicidio. Además, deberá pagar 125.000 euros a la familia del fallecido. También pagarán los presentes que acompañaban a Jorge durante el acto por un delito de omisión del deber de socorro.

Con la sentencia determinada el juez absuelve de un delito de asesinato al principal responsable, decisión que se tomó el pasado 20 de marzo, después de nueve horas de deliberación. Los hechos ocurrieron en la última jornada de las fiestas de la Florida, en la que tras pedirle fuego al fallecido le propinaron una patada que le hizo caer al suelo y golpearse de forma fatídica la cabeza contra el pavimento. De la agresión fallecería seis días más tarde de las lesiones internas que le habría provocado la fractura craneal.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En el momento del incidente, las dos mujeres que acompañaban a Carragal, ambas enfermeras, se acercaron justo después de que los jóvenes escaparan corriendo tras la agresión. «David Carragal era la persona más buena que había en el mundo» también comunicaron que «nunca antes» había tenido una pelea de ningún tipo. 

Tras escuchar el golpe del profesor contra el suelo, a la altura del paso de cebra frente al número 58 del Paseo de la Florida, una de ellas quedó conmocionada por lo brutal de la escena. «Cuando me acerqué y escuché los sonidos que emitía mi amigo supe que ya poco podía hacer por el» comentaba la allegada al tribunal según narra 'El Comercio'. 

Un impacto en el que perdió completamente la capacidad de hablar y moverse

Cuando sus compañeras llegaron a auxiliarlo el joven sangraba por las fosas nasales y un oído en abundancia, además de permanecer en un estado de conmoción por el impacto. Según afirmó durante el transcurso del juicio el condenado, la patada fue defensiva y para «apartarle de un empujón con la pierna en la zona del brazo». Aseguró una y otra vez que en ningún momento llegó a atisbar que la agresión pudiera causarle la muerte.

El jurado solicitó una prueba visual de como se produjo el altercado, una reproducción plástica de como sucedieron los hechos que ocasionaron la muerte de Carragal. Para ello, el juez se levantó y le pidió a los tres acusados que se colocaran como lo hicieron la noche que terminaron con la vida del profesor de 33 años. El culpable levantó entonces la pierna a la altura de la cintura del magistrado, hecho que causó cierta conmoción por lo cercano a la muerte de David.

«Escuché como David dijo 'cómo la sigas mirando os voy a rajar'» comentaba uno de los acusados. Todo ello en una noche en la que los jóvenes se excusan en los efectos del alcohol, en una ingesta que habría comenzado a las 22 horas y databa de las 4 de la mañana. El culpable argumenta que vio como dos de sus amigos estaban discutiendo con un hombre de mayor edad, momento en el que se encaró con el fallecido.

Un lance mortal

Acto seguido asegura que le propinó la agresión, aunque solo recuerda que se la dio, ni donde ni el motivo puntual, eso sí, persiste en reiterar una y otra vez que «jamás pensé que pudiese causarle la muerte». Carragal se cayó al suelo golpeándose la cabeza contra el asfalto lo cual le provocó un estado de convulsión. Según aseguran las amigas del que era profesor, todo ocurrió porque le pidieron 'gas' y 'mechero'.