Montaje de la joven española Cristina Ortiz, presuntamente asesinada por su expareja en su vivienda de Southampton.

Cristina, la joven española que ha perdido la vida tras una cita de Tinder

La chica de Cornellá fue víctima de un brutal ataque machista en 2019 supuestamente cometido por su entonces expareja

En septiembre de 2019, toda España quedó conmocionada por el trágico asesinato de la joven de Cornellà, Cristina Ortiz Lozano, en Southampton (Reino Unido).

La catalana de 28 años fue víctima de un brutal ataque machista presuntamente cometido por su entonces expareja Abrasis Ourzat, un hombre de 29 años de nacionalidad marroquí con el que había tenido una relación durante más de una década.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Esta semana ha arrancado en Southampton el juicio contra la expareja de Cristina, considerado el único sospechoso del crimen y acusado de acabar con la vida de la joven tras ver como ella volvía de tener una cita de Tinder.

Comienza el juicio en Reino Unido por el asesinato de la joven española Cristina

Abrasis Ourzat se enfrenta esta semana a un juicio que mantiene en vilo a toda la prensa británica y española.

El hombre de 29 años ha sido acusado de cometer un brutal asesinato machista tras asestarle 28 puñaladas mortales a su entonces expareja, Cristina.

Los dos eran pareja desde jóvenes, muy conocidos en el barrio de Cornellá donde residían. Se conocieron siendo muy pequeños en el colegio y ya de adolescentes iniciaron una relación.

Hace ya tres años, la pareja decidió trasladarse a Reino Unido para labrarse un futuro mejor después de más de 12 años de relación. Se establecieron en Southampton y empezaron a trabajar. Ella para una empresa de cruceros y él como manipulador de equipajes en los muelles de la ciudad.

Sin embargo, la relación se rompió después de dos años conviviendo juntos en Reino Unido. Al parecer, Abrasis Ourzat habría tenido problemas con la justicia y también con el alcohol, unas actitudes que la joven no estaba dispuesta a tolerar.

La expareja de Cristina, Abrasis Ourzat, es el único sospechoso del asesinato

Tras ser detenido por conducir bajo los efectos del alcohol durante el verano de 2019, Cristina Ortiz tomó la determinación de poner fin a su relación con Abrasis Ourzat.

Sin embargo, ya por aquel entonces, el acusado hizo alarde de su brutalidad y causó desperfectos en la casa que compartían. Tal escándalo montó, arrancando las lámparas y los radiadores de las paredes, que acabó siendo detenido por daños criminales.

A pesar de que le impusieron una orden de alejamiento, Abrasis Ourzat no dejó de acosar y amenazar a su ya expareja, a la que insultaba a través de correos electrónicos y perseguía en la calle.

Apenas un mes después de la ruptura, a finales de septiembre de 2019, la joven española murió apuñalada después de haber tenido una cita con otro chico a través de Tinder.

Según recoge 'The Sun', la fiscal Kerry Maylin indicó al Tribunal de Winchester que el acusado era «un ex novio celoso que, en un ataque de rabia, la atacó frenéticamente, simplemente porque había salido con un hombre, y no con el señor Ourzat, en la noche de la matanza». 

La chica fue asesinada tras volver de una cita de Tinder

La noche que fue asesinada había sido la primera vez que Cristina quedaba con un chico. La joven estaba intentando retomar su vida tras 12 años de relación con un hombre machista y violento.

Según las investigaciones policiales, Abrasis Ourzat se coló en el pub donde Ortiz Lozano estaba teniendo su cita.

El hombre los habría estado vigilando a escondidas hasta que la chica de Cornellà se dio cuenta de su presencia y decidió advertir al chico de Tinder para abandonar el local.

Abrasis Ourzat los siguió hasta su casa y entró en la vivienda. La cita se quedó fuera de la casa, pero cuando oyó los gritos de Cristina, finalmente, entró y encontró a la joven tumbada en el suelo con varias puñaladas.

El presunto asesino de la joven fue pillado con el cuchillo en la mano y detenido inmediatamente por la policía británica, pero sigue insistiendo en su inocencia.

Según recoge el diario 'The Sun', el hombre asegura que no siguió a su expareja y que fue ella quien lo invitó a entrar. También señala que fue ella quien lo agredió primero.

No obstante, las pruebas no avalan su versión y todo hace indicar que Abrasis Ourzat será condenado por el brutal asesinato machista cometido hacia Cristina Ortiz Lozano.