María Liñayo Dosil

Buscan a María, una menor española de 17 que podría haber sido secuestrada

Los padres de la joven creen que está con su novio «contra su voluntad» y piden ayuda

Los padres de María Liñayo Dosil han denunciado públicamente que su hija, de 17 años, lleva desde el pasado 21 de octubre desaparecida, pero que podría estar siendo retenida contra su voluntad por su pareja. 

La asociación 'Sos Desaparecidos' se ha hecho eco de la desaparición y ha compartido la información que sus padres han facilitado, también a través de unas declaraciones para el programa 'A revista' de la Televisión de Galicia (TVG). 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

La joven tiene 17 años, mide 1,55 metros, es de complexión delgada, pelo castaño, y tiene ojos marrones. Según han explicado sus padres, el 21 de octubre fue el último día que se supo de ella en Santiago de Compostela (Galicia), y han hecho un llamamiento para que cualquier persona que crea haberla visto se ponga en contacto con ellos o con las autoridades.

Según han explicado, María podría estar con su novio, un hombre al que describen como «un chico manipulador y controlador» que apartó a la joven de sus amigos y rompió su contacto con gran parte de su entorno.

El padre de la joven ha hecho un llamamiento para que María dé señales de vida y contacte con ellos, y han remarcado que si su pareja no le deja podría tratarse de un delito de «detención ilegal». Una de las razones de la familia para sostener esta teoría es que, el día que desapareció, María indicó, tras haber salido, que llegaría a casa en 30 minutos, pero su llegada nunca se produjo.

En cambio, sí que recibieron un mensaje en su teléfono móvil donde la joven les indicaba que se marchaba de casa, un comportamiento que les pareció muy sospechoso y les hace creer que quien realmente escribió ese mensaje no fue ella, sino su novio. Además, María no llevaba dinero encima cuando se fue de casa, ni sus tarjetas de crédito y ni siquiera su medicación, lo que hace su desaparición todavía más sospechosa.

Las autoridades ya están llevando a cabo las investigaciones pertinentes para averiguar su paradero, una labor que está siendo complicada porque su teléfono móvil también está apagado. De momento, los padres de la joven han facilitado el número de teléfono 642 650 775 y el 649 952 957 para que las personas que crean haberla visto o puedan dar algún detalle sobre su desaparición se pongan en contacto con ellos, o sino, con la Policía o la Guardia Civil.

Aumentan las desapariciones de menores en España

Este año las desapariciones de menores en nuestro país han aumentado un 21% respecto al año anterior, según ha informado Telemadrid. Según los datos recogidos por la televisión madrileña, en España hay actualmente 2.839 menores desaparecidos, con distintas investigaciones abiertas por los Cuerpos de Seguridad del Estado. 

De hecho, los menores representan más de la mitad de las personas que están desaparecidas en España, que el pasado 2019 se cuantificaron en 5.529 personas. Un 51% de las denuncias activas de desapariciones también corresponden con menores. 

De todos ellos, 1.059 casos de desapariciones en 2019 fueron de menores extranjeros tutelados que se fugan de los centros donde están acogidos, de forma voluntaria y de forma reincidente.

Según informó en marzo Laura López, inspectora de la Policía Nacional, en 2010 se creó la base de datos de desaparecidos, y el 31 de diciembre del 2019, 10 años después, se habían registrado 202.529 denuncias de personas desaparecidas, 135.353 de ellas sobre menores, más de la mitad. 

Dentro de las desapariciones de menores, las más habituales son de personas entre los 13 y los 18 años, ya que por debajo de esa edad solamente hay activos 181 casos de menores desaparecidos.