Dos novios cogidos del brazo

La boda del fin de semana en España que ha acabado en una batalla campal

Los invitados del enlace se enzararzon en tal pelea que incluso las mesas y sillas terminaron volando por los aires

Un enlace matrimonial que se estaba celebrando el pasado domingo día 13 de septiembre en el restaurante del Cinturón Metropolitano de Granada ha acabado con una gran pelea entre sus invitados. 

Fue sobre las 20:20 horas de la tarde cuando tuvieron que acercarse seis coches de la Guardia Civil y una ambulancia al aparador Pinos Puente porque varias de las personas que acudieron se enzarzaron en una batalla campal que terminó con sillas y misas volando por los aires. 

A pesar de que la Guardia Civil ha identificado a algunas de las personas que han participado presuntamente en el incidente, todavía no se sabe cuál ha sido la causa que ha llevado a los invitados a pelearse. 

Fueron las autoridades las encargadas de poner fin al mal momento que probablemente arruinó el día más feliz de los novios. Aunque a pesar del mal trago, la celebración continuó adelante, pero sin las personas implicadas en la batalla, que fueron obligadas a abandonar el establecimiento. 

La ambulancia que acudió al lugar solo tuvo que atender a una persona mayor que necesitó de atención médica después de que la situación que estaba viviendo en el interior del restaurante y el hecho de ver los muebles del aparador le provocara un excesivo nivel de estrés. 

Caso similar

Hace tan solo unos días sucedió un episodio parecido en Swansea, Gales, Reino Unido, donde también tuvo lugar una gran pelea entre los invitados que acudieron al enlace y en la que también se vio envuelta la propia novia. 

Las imágenes de esta pelea fueron publicadas en Reddit y en ellas se puede apreciar como hay una mujer en el suelo boca abajo y después a tres personas discutiendo fuertemente, entre las que se encuentra la mujer. 

Según el usuario que publicó el vídeo, la persona del suelo estaba solamente borracha y se quedó dormida en una mala posición, mientras que la novia estaba intentando separar a los dos hombres que estaban peleando entre ellos. 

Una boda en la que parece ser que ya se preveía que ocurriera algo así, porque según ha informado la misma persona que compartió las imágenes, fueron muchos los invitados que decidieron no asistir porque temían que algo así sucediera. Finalmente fue la policía la encargada de terminar con este tumulto, aunque no hubo ni detenciones ni heridos graves.


Comentarios