Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia

Beatriz, madre de las niñas de 6 y 1 desaparecidas: 'Estoy segura de que están bien'

Se sigue buscando a las pequeñas Anna y Olivia, además de al padre, Tomás

La preocupación sigue siendo máxima por lo que les pueda haber pasado a las pequeñas Anna y Olivia, de 1 y seis años, las dos niñas que habrían desaparecido junto a su padre a principios de esta semana en la isla de Tenerife. La policía sigue trabajando casi sin descanso para dar con el paradero de los tres y especialmente de las pequeñas, para que están se puedan reencontrar con su madre lo antes posible. 

Y aunque pueda haber indicios que hagan ponerse en lo peor, Beatriz, la madre de las niñas no pierde las esperanzas de volver a verlas, confiando en que su expareja no haya cometido el crimen más vil que se puede imaginar. Es por eso que este domingo ha querido enviar un mensaje donde en sus palabras se puede ver que todavía tiene fe en que vuelvan a sus brazos y por eso pide que la gente centre sus esfuerzos en mandar energía para que se cumpla su deseo. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Mi mensaje es que manden mucha luz y amor a las niñas, que estoy segura que están bien», afirmaba en unas palabras que hacía públicas la cadena COPE de Canarias. A estas palabras añadía otro mensaje de optimismo para: «Que no miren las noticias alimentando la mala energía, que todo el mundo piense que las niñas son una bonita luz que están protegidas y que en cuanto menos lo esperemos estarán jugando y corriendo felices». 

En su mensaje no ha querido hacer ninguna referencia a su expareja, Tomás, quién todavía se desconoce si mantiene retenidas a las niñas o, lamentablemente, ya ha acabado con sus vidas. Lo que manifestaba para cerrar su mensaje es que quiere que se mantengan las mismas esperanzas que ella tiene para volver a ver a sus niñas. «Deseo que todo el mundo tenga una emoción fuerte de que aparezcan y que den las gracias por adelantado, sintiendo de corazón que ya están con su madre», concluía. 

La Policía sigue tratando de localizar a las niñas y a su padre

Mientras Beatriz espera que todo este sufrimiento que viene viviendo desde el martes, día en que desaparecieron Olivia y Anna junto a Tomás, la policía sigue trabajando para cumplir con su principal deseo: que pueda volver a ver a sus niñas con vida. 

Este sábado, se producía un nuevo paso que debería acotar la posible búsqueda del hombre y sus dos hijas. Ante la posibilidad de que haya abandonado no solo Canarias, sino también España, El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar dictaba una orden internacional de búsqueda de Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia. 

Mientras, diferentes cuerpos de la Guardia Civil siguen buscando por la toda la isla de Tenerife algún indicio más que les pueda llevar a dar con su paradero. A lo largo del viernes, se registró una finca y una vivienda que tenía el padre de las niñas en la localidad de Candelaria para tratar de hallar nuevas pistas. 

Pero los principales trabajos se siguen centrando en la costa de Tenerife. En ellos vienen participando el servicio aéreo y marítimo de la Guardia Civil, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial. Además, este sábado se unían miembros del GEO, llegados desde Madrid, que han participado en casos conocidos como el de Diana Quer o el de Marta del Castillo. 

Se viene rastreando buena parte de la isla desde la Punta de Anaga hasta el Puertito de Güimar, pero también la zona sureste de Tenerife. De momento el principal indicio son los restos de sangre encontrados en el barco, además de la silla de bebé encontrada en el mar.