Anna y Olivia y una foto de su madre Beatriz Zimmermann

Beatriz estaba embarazada de Anna cuando dejó a Tomás por una infidelidad

La madre de las niñas terminó con su matrimonio antes de dar a luz

El hallazgo del cuerpo sin vida de Olivia Gimeno, la mayor de las dos niñas desaparecidas, ha destrozado todas las esperanzas de Beatriz Zimmerman. La canaria ya no va a volver a ver a su primogénita y esto ha hecho que ya no quiera callarse nada sobre Tomás. 

Desde el primer momento dijo que no creía que su exmarido le hubiera hecho daño a las pequeñas y que pensaba que solo se trataba de un «teatro» para despistar. Sin embargo, se ha confirmado el peor de los escenarios.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El hallazgo del cadáver de Olivia ha corroborado que Tomás terminó con la vida de al menos una de las dos menores. La Guardia Civil sigue trabajando para encontrar el cuerpo de la otra. 

Una terrible noticia que ha hecho que todas las esperanzas de Beatriz caigan en picado y que ella ya no esté dispuesta a callarse nada. 

Las infidelidades Tomás, la razón por la que Beatriz terminó la relación

La madre de las dos menores no ha hecho ninguna declaración ante los medios. Siempre ha utilizado las redes sociales para expresar sus sentimientos y ha sido Joaquín Amills quien ha hablado en la prensa en su nombre. Y ahora lo ha vuelto a hacer.

El presidente de la Asociación SOS Desaparecidos ha revelado que la madre de las menores cambiará los apellidos de Anna y Olivia. De esta forma, quiere que no quede ni un solo rastro de su exmarido en lo que a sus hijas respecta. 

Además, el portavoz de la familia ha querido hacer público el motivo por el que la canaria decidió separarse de Tomás. Lo ha hecho a través de una conexión en directo con los informativos de Telecinco.

Ha contado que la ruptura se produjo cuando ella estaba embarazada de Anna, la pequeña de las hermanas, y fue ella quien tomó la decisión.

La progenitora de las niñas le puso punto y final a su matrimonio porque estaba cansada de las infidelidades de su pareja.

Joaquín Amills ha explicado que él le puso los cuernos en varias ocasiones y que incluso mantenía una relación paralela con otra mujer.

Razón por la que decidió finalmente terminar con su matrimonio. Una ruptura que él jamás llegó a aceptar. 

El perfil psicológico del padre de las niñas

El portavoz de la familia ha coincidido con los expertos que han analizado el perfil psicológico de Tomás. Le ha descrito como un hombre narcisista, acostumbrado a que todo le vaya como él quiere. 

Su atractivo y el dinero que disponía le llevaron a pensar que Beatriz jamás sería capaz de romper con él. Y menos que empezaría a salir con una persona mucho mayor que ella. Pero lo hizo y esto hirió profundamente su orgullo.

Motivo por el que quiso vengarse de ella de la peor manera. Esta es la única explicación al terrible hecho que le ha convertido en parricida que han encontrado.

Una teoría que ha cogido fuerza por los episodios violentos que ha protagonizado Tomás. Uno de ellos en plena calle.

La madre de las dos menores conocía bien a su exmarido, pero jamás pensó que pudiera hacerles daño a sus hijas. Nunca vio que podría haber peligro en él, por eso no llegó a denunciarle. 

El cuerpo de Olivia ha sido localizado, pero la Guardia Civil aún está trabajando en la búsqueda del de su hermana pequeña.

Joaquín Amills ha expresado que cree que para cerrar el círculo se tienen que encontrar los cadáveres de Anna y de Tomás. Desean que los restos mortales sean hallados para que no quede resquicio de duda de que haya podido huir.

Una opción que los investigadores han descartado de forma categórica. Los expertos están convencidos de que el hombre se quitó su propia vida tras matar sus hijas. Y creen que lo hizo lanzándose al mar con un cinturón de plomos de ocho kilos.