Imagen de un coche de la guardia civil

Balbino, el español que ató a su vecina y la mató con una cuerda

Ya ha ingresado en prisión por este crimen

Aquellos que conocían a Cándida todavía siguen sin creerse su terrible muerte. Esta mujer de 72 años era asesinada por un vecino hace unos en días en Moaña (Pontevedra). Con Balbino, el sospechoso, ya detenido, se han ido conociendo más detalles de cómo se produjo su asesinato. 

Como decíamos, el presunto autor de los hechos era Balbino, de 60 años y que vivía apenas a 100 metros de la fallecida. La Guardia Civil tiene pocas dudas de que fue él quién acabó con su vida y ha desmontado sus diferentes coartadas. Tienen indicios suficientes para demostrar cómo, cuándo y quién cometió el crimen. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Todo habría sucedido el pasado sábado. Fue entonces cuando fue encontrada sin vida a la víctima en su propia casa. En el momento en que se encontró el cuerpo tenía atadas las manos a la espalda y una cuerda alrededor del cuello. 

Se cree que el detenido habría utilizado esta cuerda para acabar con su vida. En principio, los investigadores tienen claro que habría actuado solo. Explican que el móvil por el que habría cometido el crimen sería económico.

La habría matado al ser sorprendido por Cándida robando en su casa 

El cadáver de la fallecida fue descubierto por su propio hijo solo unas horas después de que está fuera asesinada. Se trata de Samuel Posada Soaje, el presidente de la Federación de Empresarios de Salas de Fiestas y Discotecas de Galicia (Fesdiga). Su colaboración ha sido clave para centrar el trabajo policial. 

La investigación se inició nada más se tuvo conocimiento de la aparición del cuerpo. De ella se hizo cargo el Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia. Estos contaron con la colaboración de del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cangas. 

Las primeras indagaciones ya apuntaron directamente hacia Balbino S.E. Fuentes policiales explican que la investigación estuvo centrada en él "desde el primer momento". Es por ese motivo que no tardaron muchas horas en detenerlo. 

Y es que las sospechas estaban claramente fundadas. La Guardia Civil tenía conocimiento de que este hombre tenía varios antecedentes policiales. Varios de ellos les hicieron ver también como se podría haber producido el crimen. 

El arrestado contaba con varias acusaciones por robos y asalto a viviendas así como por furtivismo. Según publicaba el medio digital Atlántico el hombre habría intentado entrar en la casa de una mujer. Esta había presentado una denuncia contra él. 

Lo que piensan los investigadores es que el detenido había sido sorprendido por Cándida dentro de su casa. Este habría entrado con la intención de robar. Al ser pillado, este la habría retenido y habría acabado con su vida dentro de la vivienda. 

La posibilidad de un intento de robo por parte del arrestado se refuerza con las pruebas halladas en el lugar de los hechos. Samuel Posada habría encontrado la casa de su madre revuelta cuando localizó su cuerpo. Los agentes también habrían localizado restos del detenido en la propia vivienda. 

Todos aquellos que conocían a la fallecida estar realmente conmocionados con su asesinato. No contemplan como alguien pudo cometer un crimen tan atroz. Sobre todo sabiendo que la mujer había ayudado al que sería su asesino. 

Este era conocido no solo por sus problemas judiciales. Este podría ser adicto a las drogas. Es por eso que los vecinos explicaban El Faro de Vigo que "estamos asombrados porque Cándida le ayudó varias veces". 

Con una acusación bien firme sobre él, el detenido ya ha sido puesto a disposición judicial. La juez del Juzgado Número 1 de Cangas ya ha ordenado su ingreso en prisión. Está acusado de un delito de homicidio