Miguel Villarroya, desaparecido de Zaragoza hallado sin vida en Francia

Aparece sin vida y en Francia Miguel, el español desaparecido hace 3 semanas

Lo buscaban desde el pasado día 29 de marzo

Triste final para un español que desapareció hace unas tres semanas. Se trataba de Miguel Villaroya, un montañero zaragozano de 68 años que llevaba en paradero desconocido desde el pasado día 23 de marzo.

Al parecer, especialistas de la Gendermaría de Francia lo habrían localizado, sin vida, en el Pirineo francés, en una zona limítrofe con Sallent de Gállego, en la vertiente gala del pico Arriel. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según se ha podido saber, el cuerpo fue hallado hace ya unos días, el pasado 8 de abril, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha podido verificar por completo que la identidad del cadáver coincidía con la del hombre desaparecido en marzo. 

Ese día 8, personal del pelotón de alta montaña de Pierrefitte de la Gendarmería Nacional Francesa, hallaron el cuerpo cuando realizaban labores de búsqueda del desaparecido, pues ya se sospechaba que pudiera haber cruzado la frontera. Entonces lo llevaron al Hospital de Pau, en Francia, y este lunes se ha confirmado su identidad.

Dijo a su familia que se iba a la montaña y desapareció

Miguel Villaroya habló con una de sus hermanas el pasado día 23 de marzo, para decirle que se iba a la montaña a pasar unos días, concretamente a Sallent de Gállego. Sin embargo, su familia se preocupó cuando algunos días después no obtenían ninguna respuesta del hombre, ni daba señales de vida.

Fue el día 29 cuando pusieran una denuncia por desaparición en la Guardia Civil de la localidad de Casetas, en Zaragoza. De inmediato se puso en marcha la búsqueda, al tratarse de un caso de desaparición en montaña. Su coche fue localizado rápidamente junto al embalse de la Sarra.

Este dato permitió que el dispositivo se centrara más en una zona concreta a la que podía haberse dirigido desde ese punto en concreto. Se realizaron búsquedas durante varios días, sin conseguir localizar de ninguna manera al hombre.

En estas búsquedas participaron agentes de varios cuerpos policiales: agentes de la Guardia Civil del Ereim y también del puesto de Seguridad Ciudadana de Panticosa, Sereim de Jaca, Ereim de Roncal. También tuvieron el apoyo de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de la Zona de Aragón y del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca.

Pese a contar con este amplio dispositivo no se logró hallar al hombre, ni tampoco ninguna pista que pudiera indicar que le podría haber sucedido o donde podría estar.

Es por ello que finalmente fueron agentes de la Gendarmería francesa los que procedieron a la búsqueda del hombre, teniendo en cuenta que podría haber llegado a cruzar la frontera en su camino, por lo que podría encontrarse, entonces, en territorio francés.

Finalmente resultó que así había sucedido. Fueron los agentes de Francia los que lograron dar con el cuerpo, por desgracia ya sin vida, del montañero desaparecido.

Así pues, se trata de un suceso que ha terminado de la peor de las maneras posibles, después de que la familia del desaparecido tuviera que estar varios días en una gran incertidumbre sin saber que era lo que le habría ocurrido.

Hay que mencionar que, pese a que se ha confirmado que el cuerpo hallado pertenecía al montañero desaparecido, no ha dicho nada sobre las circunstancias de la muerte del hombre.

Al haber sido en plena montaña puede deducirse que Miguel podría haber tenido algún accidente en la montaña del que no habría podido salir por su propio pie.