Frente del hotel Vela de Barcelona

Aparece un cadáver al lado de uno de los hoteles más conocidos de España

El cuerpo ha sido hallado en avanzado estado de descomposición

Un pescador encontró el pasado jueves, 7 de enero, un cadáver en un espigón de la costa catalana situado al lado del Hotel Vela, en la playa de la Barceloneta (Barcelona).

Según la información que ha compartido la policía autonómica con el medio catalán 'Tot Barcelona', el aviso sobre el hallazgo se produjo pocos minutos después de las seis de la tarde.

Las autoridades enviaron, entonces, una embarcación hasta la zona, situada a unas seis millas del puerto, para hacer el levantamiento del cadáver. 

A pesar de que el cuerpo fue encontrado en estado cadavérico, todo parece indicar que se trata de un hombre. Por otra parte, el deteriorado estado en el que ha sido hallado descarta la posibilidad de que la persona fallecida haya sido víctima del temporal, ya que podría llevar semanas o meses en el agua.

Las fuentes policiales consultadas por el medio citado, no han confirmado si el cadáver se encontraba en el interior del agua, aunque sería lo más probable. Además, el hecho de que llevara puesto un traje de neopreno cuando fue hallado realzaría esta opción.

Por el momento, se baraja la hipótesis de que podría tratarse de un submarinista que habría tenido algunos problemas con el oxígeno y que habría muerto tras quedarse atrapado en el fondo del mar.

Siguiendo esta línea de investigación, las autoridades han señalado que el cadáver habría sido encontrado ahora porque el temporal lo habría hecho salir a la superficie.

Sin embargo, todavía se desconoce si esto fue lo que realmente sucedió. Durante las próximas horas, se realizará la autopsia del cadáver para descubrir cuál fue la causa de la muerte. 

La investigación ha quedado en manos de las autoridades autonómicas catalanas, que ahora deberán investigar el lugar donde fue encontrado el cuerpo e identificar a la víctima.

Una tarea para la que será imprescindible la información de las bases de datos policiales de los cuerpos que trabajan en la zona del Mediterráneo para saber si hay alguna denuncia por desaparición en el mar que encaje con la de la persona encontrada.

Hallan otro cadáver en Barcelona

Hace tan solo unos días, tuvo lugar un suceso similar en Cataluña. Los Mossos de Esquadra encontraron el pasado 4 de enero el cuerpo de un hombre con los genitales amputados en el municipio de Palau-solità i Plegamans, situado en la comarca del Vallés Occidental (Barcelona). 

Según el periódico catalán 'El Món', las autoridades encontraron el cuerpo después de que un hombre les advirtiera que hacía tiempo que no veía a la víctima. 

Tras la alerta, los agentes se presentaron en la vivienda donde residía. Allí hallaron al hombre tirado en el suelo, con los pantalones bajados, un profundo corte en sus órganos sexuales y rodeado por excrementos de los perros que se estaban con él. Los Mossos encontraron ni el pene ni los testículos en el cuerpo de la persona fallecida ni junto a su cadáver.

El primer examen forense descartó la muerte natural y desveló que las lesiones que presentaba la víctima se debían a las mordeduras de los animales. Sin embargo, será la autopsia la que determine la causa real de la defunción.

Por el tipo de corte que presentaba en sus genitales, los investigadores se plantean la hipótesis de que la herida se produjera con algún elemento afilado. 

Por otro lado, los Mossos de Esquadra están investigando si el hombre murió en el lugar donde fue hallado o si fue trasladado posteriormente. No obstante, los primeros indicios señalan que el cadáver fue depositado en el lugar donde fue encontrado. 

Ahora, la investigación ha quedado en manos de la unidad de homicidios y se han iniciado las pesquisas para encontrar al responsable —o responsables— del crimen.