Dos agentes de la Policía Local de Ibiza

Baleares: Escupe a agentes mientras se pasea con un cuchillo jamonero. 'Tengo coronavirus'

Además, manifestó 'que quería matar a un negro que se había reído de él'

La Policía Local ha detenido este miércoles a un hombre que fue visto paseándose con un  cuchillo de grandes dimensiones por la Playa de Palma y que agredió a los agentes personados por el aviso. Se le imputa un delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Según ha informado la Policía Local, el suceso tuvo lugar hacia las 21.00 horas, cuando la sala del 092 recibió una llamada que alertaba de que un varón se paseaba por la calle Cannes con un cuchillo de grandes dimensiones, balbuceando y hablando solo.

Al llegar al lugar, el hombre había abandonado el lugar, pero los agentes fueron informados por varios testigos que corroboraban lo descrito en la llamada, y que aportaron una descripción del individuo.

Instantes después otro testigo acudió para informar de que el hombre en cuestión se encontraba en un bar cercano. Los agentes lo encontraron en el establecimiento con evidentes síntomas de embriaguez y lo sacaron a la calle.

Encontraron el cuchillo bajo un contenedor

Tras realizar un cacheo, no encontraron el arma blanca. Inicialmente, el hombre negó haber llevado un cuchillo, si bien poco después se contradijo y manifestó «que quería matar a un negro que se había reído de él», y que había tirado el arma en la playa.

Un testigo informó de que había visto cómo el individuo había tirado un objeto bajo un contenedor allí cercano. Uno de los policías fue a inspeccionarlo y recuperó el arma, un  cuchillo jamonero de 20 centímetros de hoja.

Debido a que el repetido individuo no acreditaba domicilio alguno, los agentes decidieron acompañarlo al lugar en que decía vivir. Sin embargo, al ocupar el asiento trasero del vehículo policial se empezó a mostrar «prepotente y arisco» con los agentes.

«Tengo coronavirus y os acabo de infectar»

Una vez llegados al lugar, el hombre comenzó a propinar golpes a la mampara de separación del vehículo y, cuando uno de los agentes abrió la puerta trasera para inmovilizarlo le atacó. Según la Policía, comenzó a propinarle golpes, al tiempo que lanzaba amenazas como: «Cuando salga le cortaré el cuello al negro y luego a ti».

Una vez inmovilizado fue detenido y trasladado al cuartel para su ingreso en los calabozos. Mientras esperaba para ser filiado escupió a los agentes y les dijo: «Tengo coronavirus y os acabo de infectar».