Extremadura: Un hombre agrede y muerde a un agente de policía

En el traslado a la Comisaría, el detenido rompió varias lunas desde el interior del coche patrulla

Imagen de archivo de la Policía Nacional
Cuando la patrulla de la Policía Nacional llegó, esta persona se abalanzó sobre los agentes | España Diario.net

La Policía Nacional ha detenido en Plasencia (Cáceres) a un hombre de 38 años que, tras molestar a una hostelera y varios vecinos en la Plaza Mayor de la capital del Jerte, agredió y mordió a uno de los agentes que se personaron en el lugar.

Los hechos tuvieron lugar este martes, alrededor de las 17:15 horas, cuando la Policía Local recibió una llamada de una hostelera placentina en la que denunciaba que un cliente ebrio les estaba molestando, si bien a la llegada de los agentes esta persona ya no estaba en el local.

Minutos después se recibió otra llamada en la que se denunciaba que esta misma persona estaba molestando a las personas que se encontraban en la Plaza Mayor.

Una vez localizado, los agentes intentaron identificarle, pero al mostrarse muy agresivo decidieron pedir colaboración a la Policía Nacional.

Cuando la patrulla de la Policía Nacional llegó, esta persona se abalanzó sobre los agentes y agredió y mordió a uno de ellos, por lo que se procedió a su detención.

En el traslado a la Comisaría, el detenido rompió varias lunas desde el interior del coche patrulla.

Nueve detenidos y cinco puntos de venta desmantelados

La Guardia Civil ha detenido a nueve personas y ha desmantelado cinco puntos de venta de drogas en una operación realizada el pasado viernes, 2 de octubre, en la localidad cacereña de Logrosán, y en la que participaron más de 130 agentes.

Durante la operación, denominada 'Limatus' se registraron diez inmuebles, tanto viviendas, como cocheras y almacenes de Logrosán, y fueron intervenidas distintas cantidades de droga, como 360 dosis de cocaína y 18 kilos de marihuana, así como dinero y material para la preparación y venta de la droga.

La investigación se inició el pasado año y se centró sobre un presuntó grupo organizado dedicado a la venta de drogas en esta localidad cacereña y otras limítrofes, en las que se vendía principalmente cocaína y marihuana bajo la modalidad del «menudeo».

El desarrollo de la investigación condujo a determinar la existencia de un grupo «organizado y estructurado» que operaba desde Logrosán donde tras obtener la droga se procedía a su adulteración, y posteriormente era vendida a distintos consumidores de la zona.

Tras varios meses de investigación, la Guardia Civil logró identificar a los principales integrantes de la supuesta red delictiva, así como ubicar los lugares donde se llevaban a cabo las transacciones y venta de las sustancias.


Comentarios

envía el comentario