Alba Santana junto a su madre, Mila Ximénez

El viaje de Alba, la hija de Mila Ximénez, pone los pelos de punta en 'Sálvame'

La primogénita de la periodista se ha desplazado hasta España para estar junto a su madre en un momento muy complicado

Alba Santana, la hija de Mila Ximénez, vive en Ámsterdam junto a su marido y sus hijos, pero hace unos meses dejó todo y vino a España para acompañar a su madre en sus primeras sesiones de quimioterapia. Sin embargo, tuvo que volver a su casa para continuar con sus obligaciones.

Las restricciones implantadas por el coronavirus no permiten que la primogénita de la colaboradora de 'Sálvame' venga a ver a su progenitora tanto como le gustaría, pero cada vez que puede hace las maletas y pone rumbo hacía su país natal. Y esto es lo que ha hecho ahora: le ha dado el mejor regalo a Mila Ximénez en uno de los momentos más complicados de su enfermedad.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El mayor apoyo de Mila Ximénez

La periodista se mantiene a la espera de conocer unos resultados importantes y según lo que le digan estos análisis decidirá si seguir con el tratamiento o dejarlo. Una visita al hospital que no hará sola. Su única hija la acompañará hasta el centro médico y le ayudará a tomar una decisión. 

Ambas se han dejado ver juntas por las calles de Madrid. La primogénita de la colaboradora de 'Sálvame' se ha mostrado muy pendiente de su madre en todo momento.

No ha dejado de darle la mano a su progenitora y ha cargado ella con todas las bolsas de las compras que han hecho juntas, tal y como se ha podido ver en las imágenes que han compartido desde la revista 'Semana'. 

Tras un paseo por las calles de Madrid, madre e hija han acudido a un restaurante para disfrutar de una comida. Durante la velada han podido ponerse al día y hablar sobre todos los asuntos que las rodean a ambas en este momento. 

La decisión más complicada

Mila Ximénezse ausentó durante casi dos meses de 'Sálvame' por culpa de las dificultades que estaba teniendo con su tratamiento contra el cáncer.

La colaboradora no regresó hasta principios del mes de marzo y fue entonces cuando explicó la difícil situación a la que se estaba enfrentando y el procedimiento que estaba llevando a cabo para no perder el pelo

Ahora, a penas unas semanas después de su vuelta al plató de Mediaset, Mila Ximénez ha tomado la decisión de volver a ausentarse, pero en esta ocasión el motivo es muy diferente.

Las restricciones contra el coronavirus impiden que Alba pueda venir a España siempre que quiera y, por esta razón, la periodista ha querido aprovechar al máximo la estancia de su hija y se ha tomado unos días de descanso para estar junto a ella todo el tiempo posible. 

Una visita que coincide con la llegada de los resultados que pueden cambiar el futuro de Mila Ximénez. En su regreso a 'Sálvame', la colaboradora de televisión confesó que su ausencia se debía a un empeoramiento en su estado de salud y que estaba a la espera de unos informes que serán decisivos en su batalla contra el cáncer.

«He pasado un mes horrible, que no se lo deseo a nadie. Esto no es vida. Yo tengo fuerzas, pero ahora no puedo», relató la periodista hace unas semanas. 

Mila Ximénez también explicó que si los resultados no le daban buenas noticias, tomaría la decisión de paralizar su tratamiento contra el cáncer y empezar a vivir el tiempo que le quedara.

Pese a que podría ser un período de tiempo muy breve, la colaboradora tiene sus prioridades muy claras y no quiere seguir luchando contra la enfermedad y sin disfrutar si no hay esperanzas de ganar.

Así, durante los próximos días madre e hija acudirán al hospital a buscar los resultados que serán decisivos en la batalla de Mila Ximénez