Víctor Sandoval, Kiko Matamoros, Lydia Lozano, Raquel Bollo y otros

Tocó fondo: Un colaborador de 'Sálvame' admite que llegó a pedir en los supermercados

El colaborador se encuentra en estos momentos intentando reflotar su vida cuotidiana

Seguramente uno de los motivos que hacen que la gente empatice con los colaboradores de 'Sálvame'  es que en ocasiones nos llegamos a ver reflejados con algunos de sus comentarios o vivencias. Este fenómeno ayuda a entender el éxito de Lydia Lozano  o Belén Esteban, dos de las colaboradoras que más apoyo tienen en redes sociales y que siempre son elegidas por los espectadores, cuando el programa las expone a la opinión pública.

Lo cierto es que es muy importante reconocer la entrega de los tertulianos y que no tienen problema en exponer sus vidas, aunque lo que tengan que contar en ocasiones sea muy duro. Hoy por ejemplo se encontraban hablando de Lely Céspedes, la televisiva de los años noventa y que ha sido sorprendida sustrayendo unos embutidos de alta gama sin pagarlos de un supermercado.

Ante esto, algunos de los colaboradores han intentado defenderla, afirmando que quizás está pasando un momento complicado en su vida. Sin embargo, otros consideran que si tienes hambre no te llevas los productos más caros del estante. Ha sido entonces cuando uno de los colaboradores habituales del programa ha querido contar su desgarrador testimonio. Un testimonio que ha encogido el corazón a todo el mundo y que por lo visto, era desconocido incluso por sus propios compañeros de trabajo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Estamos hablando de Víctor Sandoval. Este ha contado que si alguien tiene hambre no tiene que robar, pues si vas de cara y pides en cualquier supermercado, rara es la vez que no te ayudan ante la adversidad. Su manera de decirlo y su convencimiento nos ha hecho creer que sabía de lo que hablaba y la confirmación no ha tardado en llegar. Sandoval ha admitido que cuando tocó fondo, se vio empujado a pedir ayuda incluso en lugares donde él no era cliente y que aun así, le ayudaron.

Si bien es cierto que Víctor ha contado en muchas ocasiones que cuando se fue a vivir a Sitges se vio respaldado por la ayuda que le ofrecieron varios restauradores de la zona, esto que ha contado hoy aún no lo había llegado a verbalizar. Todo esto vendría motivado por el momento que vivió Sandoval cuando regresó de Miami y se separó de su ex  Nacho Polo. En ese momento, los teléfonos dejaron de sonarle y tuvo que apañárselas en un pueblo nuevo para él, empezando totalmente de cero.

Sin embargo, Carlota Corredera ha querido matizar las palabras de Sandoval, indicando que en un momento como el que nos encontramos, no se debería de dar el mensaje de que en los supermercados nos van a regalar comida. Por este motivo, ha querido dirigir a las personas a servicios sociales y que allí les indiquen los pasos a seguir para lograr esta supervivencia.

El colaborador ha empezado una nueva vida en Madrid

Para intentar encauzar su delicada situación personal, Víctor se mudó a Madrid para intentar estar al lado de sus padres, pero esta unión duró poco tiempo y por desgracia, el tertuliano perdía a sus padres al poco tiempo. A la vez, mientras este intentaba reflotar este duro bache, también tenía que lidiar con un trabajo que exige mucho esfuerzo y que te obliga a estar en una carrera continua por no perder tu silla.

Nos estamos refiriendo a su trabajo en 'Salvame'. Este recibió hace un tiempo un toque, en el que le pedían que participase más y se implicase con los distintos temas que se tratan. El mismo aseguró que lo intentaban y que le producía mucho miedo el hecho de perder el trabajo, un trabajo que se limita a una intervención semanal y que le permite hacer frente a las facturas. Ahora y siendo justos, Víctor se ha puesto las pilas e intenta ganarse su silla en el programa más exitoso de Telecinco.