Kiko Hernández de traje y gafas de sol en una boda

Sorpresa en Sálvame por la pasión íntima de Kiko Hernández

Han desvelado una nueva afición del colaborador

Kiko Hernández ha conseguido ser uno de los colaboradores más reputados de ‘Sálvame’. Lleva más de diez años en el programa y siempre ha intentado dar la talla.

Pese a no ser periodista, el tertuliano es uno de los que más información trae al programa. La cúpula de ‘Sálvame’ confía mucho en él, ya que es un trabajador ejemplar. Su importancia en el programa es tan elevada que incluso ejerce de presentador ocasional.

Además de traer siempre informaciones, Kiko Hernández nunca se mete en polémicas por culpa de su vida íntima. El colaborador tiene su privacidad. En más de una ocasión ha rechazado entrevistas.

Es por este motivo que la audiencia conoce mucho al trabajador, pero poco a la persona. De Kiko Hernández casi no se sabe nada. El colaborador solo ha querido desvelar que tiene dos hijas pequeñas, nacidas en 2017.

De su vida privada no se habla. Todo apunta a que no tiene pareja, o por lo menos nunca lo ha hecho oficial. Tras su salida de ‘Gran Hermano’ el tertuliano empezó a colaborar en programas de televisión. Su primer gran éxito fue en ‘A tu lado’, programa presentado por Emma García.

Ahora en ‘Sálvame’ es una de las caras visibles del programa. De él también se sabe que es muy amigo de Marta López y Belén Rodríguez. Lo que ahora se ha descubierto es una de sus aficiones.

La nueva afición de Kiko Hernández

La revista ‘Semana’ ha publicado unas imágenes donde el colaborador de ‘Sálvame’ aparece montando a caballo. Esta es sin duda la gran pasión desconocida de Kiko Hernández. La citada revista ha asegurado que el colaborador está aprendiendo a montar a caballo, algo que siempre le había interesado.

A sus 44 años ha decidido aprender mediante varias clases. ‘Semana’ ha explicado que de momento está aprendiendo a montar en un circuito cerrado. Como está en sus primeras clases todavía tiene que perfeccionar la postura correcta encima del caballo.

El citado medio ha comentado que Kiko Hernández ha estado muy atento a las indicaciones de su profesora. Parece que aparte de ser un buen trabajador también es muy disciplinado a la hora de aprender.

Kiko Hernández llevaba bastante tiempo sin salir de su casa. Durante el confinamiento aseguró que llegó a tener obsesión. El colaborador se duchaba más de una vez al día y evitaba salir a la calle. Precisamente en plena cuarentena Kiko Hernández dejó atónitos a sus compañeros con un nuevo 'look'.

Ahora, después de haber regresado de forma rutinaria al plató, Kiko Hernández ha dejado sus miedos atrás y ha decidido aprender a montar a caballo. Esta disciplina no es nada fácil, por lo que Kiko tendrá que dar muchas más clases todavía.

La vida del colaborador es muy tranquila, puesto que siempre intenta evitar entrar en polémicas. Es cierto que es uno de los colaboradores más cañeros del programa, pero jamás se mete en líos por cosas relacionadas con su vida privada.

‘Semana’ ha explicado que el tertuliano está tan contento que incluso se ha quedado un rato más después de acabar las clases. Kiko Hernández se ha dado una vuelta y se ha puesto a acariciar a los caballos.

Nadie sabía de su afición por la hípica. Esta es la nueva pasión del tertuliano. A Kiko Hernández le encanta ser padre soltero, siente devoción por sus hijos. Probablemente en unos años sea él quien enseñe a sus hijas a montar a caballo.

Sus niñas todavía son muy pequeñas, apenas tienen 4 años. De momento tendrán que esperar para hacer hípica con su padre. Esta ha sido una de las pocas veces que una revista ha cazado al colaborador practicando alguna actividad. Pocos son sus posados en los medios, ya que Kiko Hernández está muy concienciado con proteger su imagen. Seguro que a más de un compañero suyo de 'Sálvame' le sorprende esta nueva afición.