Mila Ximénez paseando con la mascarilla higiénica

Sálvame en shock. 'Tengo una depresión profunda'

Mila ha confesado cómo se siente después de 3 meses desde que le diagnosticaran un cáncer de pulmón

Mila Ximénez anunció su retirada temporal de la televisión hace 3 meses cuando le detectaron un cáncer de pulmón por el que tenía que seguir tratamiento de inmediato. Ya entonces aseguró que se iba durante un tiempo y que volvería a trabajar en septiembre. Desde entonces poco se había sabido de ella, hasta ahora, que ha reaparecido para alegría de todos sus compañeros de ‘Sálvame’ y los espectadores de este espacio, pues su figura siempre ha sido una de las protagonistas de las tardes de Telecinco.

Coincidiendo con la vuelta de Jorge Javier Vázquez después de sus vacaciones estivales, el presentador le realizaba una entrevista de bienvenida a Mila, muy de tú a tú, donde la tertuliana confesaba como ha sido este angustioso lapso de tiempo en donde se ha mantenido muy aislada de todo el mundo mientras iniciaba su tratamiento contra el cáncer.

«He tenido un verano de perfil bajo. No he quedado con nadie y es difícil… No me sobra el dinero. Ni me falta ni me sobra», ha asegurado.

Mila relata su etapa más difícil

A pesar de que en su reaparición, Mila lucía muy buen aspecto y se la veía bien, la colaboradora ha confesado que llegó a pasar una depresión debido a su convalecencia forzosa, a la dureza del tratamiento y al aislamiento al que se ha visto sometida: «He entrado en una depresión profunda. No me podía levantar de la cama y Alba me dijo: te levantas de la cama ya», ha asegurado.

«Ha sido un verano raro. He estado con los niños y me daban ganas de subir a la habitación y llorar. Alba entiende lo que he pasado y es consciente de todo. Ella me respeta mucho. El otro día tuve un ataque de ira y dije que si quería me tiraba por la ventana».

Mila también ha manifestado que la evolución de un cáncer depende mucho de la actitud que se tome al respecto, así que trata de ser optimista. Aun así, también ha asegurado que siente miedo y ansiedad por su futuro:

«Mi miedo es que esto vaya a más. Voy a mis sesiones de quimio. Veo a mucha gente que está luchando con una metástasis muy grande. Yo, gracias a Dios, lo he cogido a tiempo. Hoy no he dormido nada porque me he hecho una prueba a las ocho. La doctora me ha dicho que está todo bien, que está quieto. Todo está bien. El del pulmón está un poquito más pequeño y nos quedan seis sesiones de quimio y luego seguiré con la inmunoterapia».

Una dura entrevista que ha destapado el lado más humano de la colaboradora, que combinará las sesiones de quimioterapia que le quedan, que según ha contado se las va a realizar cada 21 días, con su regreso al trabajo en ‘Sálvame’.

 

Comentarios