Lydia Lozano en el debate de 'Rocío, la verdad'

'Sálvame' se reinventa y Lydia Lozano se convierte en la nueva directora del programa

La periodista ha debutado hoy en su nueva posición laboral

'Sálvame'  necesita continuamente reinventarse y por ello, los responsables del programa no dejan de inventar nuevas tramas. Para ello, acostumbran a fichar a nuevos colaboradores e invitar a personajes que aportan temas muy jugosos al formato.

Si bien es cierto que el programa arrasa cada tarde, no pueden bajar la guardia porque en cualquier descuido pueden perder el liderazgo. Y si esto ocurre, es muy difícil volver a convencer a la audiencia para que regrese a la cadena.

Hasta ahora creíamos que jugando con las sillas de los colaboradores se podía lograr tener sabia fresca, pero parece que esto ya no es suficiente. ¿Y si lo que falla son los directores del programa? Llevan muchos años siendo los mismos y a pesar de tener una gran experiencia, las ideas se acaban.

Seguramente por esto hoy hemos visto un cambio muy sorprendente y que ha pillado a todo el mundo con el pie cambiado. Cada tarde el programa está comandado por dos directores, uno que guía desde el plató y el otro que lo hace desde realización.

Estos son por norma general David Valldeperas y Alberto Díaz. Pero hoy, por un motivo que desconocemos los dos han tenido que ausentarse durante unos minutos y por ello han tenido que ser sustituidos.

Cuando esto pasa, los acostumbran a sustituir los subdirectores del programa o algunos de los coordinadores de redacción. Pero hoy no y se ha apostado por una nueva fórmula. Cuando ha llegado el momento de que los dos directores se ausentasen han anunciado quien sería el sustituto o sustituta.

Por su larga experiencia y por ser una de las colaboradoras que más tardes de la semana trabaja en el programa. La dirección ha decidido que fuese Lydia Lozano quien asumiese la responsabilidad. Para ello, ha abandonado su silla de colaboradora para dirigirse hasta el lugar de dirección.

Allí se ha acomodado los auriculares y el control de los auriculares desde los que se dan las indicaciones a la presentadora y a varios de los colaboradores. En esta ocasión, ha sido Paz Padilla quien ha tenido que seguir las órdenes de la colaboradora y que le ha estado metiendo caña.

Lydia no estaba dispuesta a que su debut como directora fracasase y por esto se ha mostrado muy estricta des del primer segundo. Siguiendo el guion del programa ha ido indicando a Paz dónde tenía que ir e informaba de los temas que se tenían que tratar.

Por si esto fuese poco, la canaria se ha mostrado implacable contra todos aquellos que se saltaban los turnos para hablar y que interrumpían a sus compañeros.