Julia Janeiro posando en el campo

Sálvame saca a la luz el oscuro pasado de Julia Janeiro: 'No es ninguna santa'

Las compañeras de colegio de la hija de Jesulín de Ubrique desvelan la tortura que fue compartir aula con ella

Julia Janeiro se ha convertido en toda una revelación. La hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanarioya es mayor de edad y todos los medios de comunicación están expectantes ante el rumbo profesional que la joven tomará a partir de ahora. Aunque por el momento prefiere guardar silencio y mantenerse al margen, lo cierto es que desde que se encuentra en el foco mediático a Julia le persigue la polémica.

Después de que una joven se hiciera pasar por su prima en 'Viva la vida', ahora la hermana de Andrea Janeiro ha sido testigo de cómo algunos de sus episodios del pasado han visto a la luz. Tímida y reservada ante los reporteros, Kiko Hernández daba una información que echaría por tierra el carácter humilde de Julia Janeiro.

Afirman que Julia Janeiro no fue víctima de acoso escolar

A sus 18 años recién cumplidos, Julia Janeiro demuestra en las redes sociales que viene pisando fuerte. En cuestión de días sus seguidores en las redes sociales han aumentado de manera bestial y todo indica que la hija de Jesulín será una auténtica influencer. Pero parece ser que esta popularidad no siempre ha sido así.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Kiko Hernández explicaba en 'Sálvame' que había recibido algunas llamadas de compañeras de clase de Julia Janeiro que echaban por tierra los rumores que circulaban sobre el posible bullying que habría tenido durante su etapa académica. Según contaba el colaborador, Julia estaría más cerca de haber sido verdugo que víctima. Las compañeras niegan que la joven hubiera sido víctima de acoso escolar y la señalan a ella como una auténtica abusona.

«Me escriben un montón de compañeras, me dicen que es mentira y que ella, abusando de ser la hija de quien era, si eran 15 en clase, tenía problemas con 10» desvelaba Kiko Hernández sobre el auténtico carácter de Julia.

«Me llegó a meter la cabeza en el váter»

Las compañeras de clase de Julia aseguran que tenía «obsesión» en que nadie le hiciera fotos y no dudaba en emplear la fuerza física para evitarlo: «Una de las personas que me escribe me dice 'me llegó a meter la cabeza dentro de un váter'» ha contado Kiko que añadía: «Estaba obsesionada con que le hicieran fotos, castigaban a la clase porque decía que había un móvil dentro, registraban mochilas… Dicen que era una tortura».

Según el relato de las jóvenes, durante su estancia en Jerez, Julia tuvo algún que otro encontronazo con algunos alumnos. En el patio, llegó a pegarse con un compañero siendo el chico amonestado por el colegio mientras que la hija de Jesulín de Ubrique no recibió castigo alguno.

Julia Janeiro opta por el silencio

A pesar de que día sí y día también Julia cuenta con reporteros a las puertas del domicilio que comparte con su novio Bryan Mejía, la influencer prefiere seguir manteniendo el silencio y no pronunciarse sobre su repentina popularidad. Cada día suma cerca de 30.000 seguidores en Instagram, pero por el momento no se siente atraída por el mundo del corazón y no entra a confirmar o desmentir los rumores que comienzan a circular sobre ella dando un tímido «gracias» a los periodistas.

Omar Sánchez, reportero de 'Sálvame', ha podido hablar con ella detrás de cámaras y su actitud le ha sorprendido: «Es tímida y educada, me ha dicho que no quiere hablar ni responder pero que entiende, comprende y respeta nuestro trabajo, así que yo le doy las gracias a Julia Janeiro porque me ha parecido súper educada» explicaba.

Una forma de ser que contrasta con la que sus compañeras de colegio afirman haber padecido y que dista mucho de la educación y el respeto que ahora manifiesta ante los medios. A Julia Janeiro solo le queda que poco a poco esta repentina fama se vaya diluyendo y con ella los rumores.