Colaboradores sentados en el plató de 'Sálvame'.

Sálvame patas arriba: 'Sí, he sido infiel a mi mujer y a ella le llegaron las imágenes'

Un colaborador desvela en pleno directo haber tenido algo con una mujer que puso en peligro su matrimonio

'Quiero dinero', el concurso de 'Sálvame', tiene un nuevo concursante. Después de que Antonio David Flores decidiera terminar con su participación embolsándose 35.000 euros, le ha tocado el turno a Antonio Montero. El paparazzi será la nueva víctima de 'Kopérnica' y su participación seguro que levantará muchas ampollas, tanto dentro como fuera del programa.

El plato fuerte de este espacio son las preguntas delicadas e íntimas a las que se tiene que enfrentar el colaborador de turno. Montero aceptó ser el nuevo participante admitiendo que lo que más temía era hacer daño a la gente. Especialmente a los suyos. El paparazzi sabe perfectamente cómo funciona el mundo 'Sálvame' y algunos retos le supondrán un auténtico quebradero de cabeza.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y así ha sido. Antonio Montero ha procurado que su vida personal junto a Marisa Martín-Blázquez se haya mantenido en un segundo plano, pero con su participación en 'Quiero dinero', un episodio truculento de su pasadovolvió a ver la luz removiendo los recuerdos y sentimientos del colaborador.

Unas imágenes comprometidas ponen en peligro al matrimonio

'Kopérnica' desveló que hace años Antonio Montero vivió un momento muy delicado cuando recibió en su domicilio unas fotos que le ponían en una situación muy comprometida. La carta en cuestión iba dirigida a su mujer y fue ella la que procedió a abrirla. Al hacerlo se dio de bruces con unas instantáneas donde su marido estaba junto a una mujer desconocida para ella.

«Yo estaba con una señora comiendo en un restaurante y las fotos podían sentar muy mal» ha explicado el paparazzi en 'Sálvame'. Como era de esperar, estas fotos provocaron un problema serio en el matrimonio. «Aquello desembocó en un problema personal mío y en una crisis importante» confesaba.

La mujer que revolucionó a Antonio Montero

Por aquel entonces Antonio Montero y Marisa Martín ya llevaban años casados. Pero la llegada de esta misteriosa mujer consiguió que el colaborador experimentara cosas que hasta ese momento no había sentido. Este aluvión de sentimientos, descentraron a Montero que no entendía por qué le pasaba.

«Fue importante en el sentido que por primera vez en mi vida había ido a comer con alguien que no era mi mujer. Nunca ocurrió nada más, pero sí que afectó» ha recordado añadiendo que la conoció «en un viaje de trabajo» y que le produjo «una convulsión emocional y me planteo que por qué me pasa eso».

Antonio Montero con gesto serio sentado en la silla de 'Quiero dinero'
Antonio Montero estuvo apunto de romper su matrimonio | Telecinco

Antonio Montero reconoció en 'Sálvame' que lo que le ocurrió con esa mujer «fue un flechazo, que joroba mucho más en estas cosas». Tal fue el impacto, que se llegó a replantear si seguir con su mujer o dejarlo todo por esa nueva aventura. Pero llegado el momento, Antonio Montero tuvo claro que su matrimonio era lo que le importaba de verdad. «Aquella señora me hizo elegir, y yo no tuve dudas, elegí a Marisa» sentenció.

Marisa Martín-Blázquez descubre lo que ocurrió

Antonio Montero relató que la historia con aquella mujer duró muy poco tiempo, pero el suficiente para que Marisa se percatase de que algo raro estaba sucediendo. «Marisa siempre me ha notado todo, por eso siempre he sido sincero. Ella sabe que soy muy transparente, se me ven mucho las cosas. Lo hablamos y cuando me preguntó 'qué te pasa' se lo dije. Cuando llegaron las fotos ella no me dijo nada. Hubo una llamada telefónica y me preguntó. Se lo conté y lo hablamos» ha explicado.

El colaborador reconoció que fue una «situación muy comprometida» a pesar de que solo duró entre 8 y 10 días. Antonio Montero llevaba una vida tranquila junto a Marisa y jamás se llegó a plantear que una cosa así pudiera sucederle, sin embargo la vida es caprichosa y la sorpresa llegó a su vida. «No me esperaba que la vida me pudiera poner en esa tesitura. Yo me casé con 24 o 25 años y ya habían pasado unos doce años» reconoció.

Montero afirmó que lo que le ocurrió con esa mujer no es nada extraordinario y que no siente arrepentimiento por lo ocurrido. «Son cosas que pasan en la vida y no me avergüenzo de nada. Duele porque a lo mejor la otra persona la pones en una situación difícil. Lo entiendo, pero tampoco tiene nada de inhumano» opinó.