Imagen del plató del Sálvame

'Sálvame' da la espalda a Sandra Barneda y aplaude las campanadas de Ana Obregón

El programa ha hablado incluso con el diseñador del vestido de la actriz

Las cadenas de televisión compiten a lo largo de todo el año, pero existe una guerra abierta en la última noche del año. El 31 de diciembre todos los canales apuestan por sus rostros estrella para dar las campanadas, despidiendo el año y dando paso al siguiente. En esta ocasión, Televisión Española sorprendía con una jugada maestra y lograban cerrar la participación de Ana Obregón, que ha hecho tándem al lado de  Anne Igartiburu. Antena 3 decidía seguir apostando por Cristina Pedroche y sus arriesgados vestidos, algo que les funcionó en cierto modo, siendo la segunda cadena más seguida, pero sin lograr hacer sombra a la cadena pública.

Hoy  'Sálvame'  ha iniciado el primer programa del año hablando de las campanadas, pero lejos de centrar el debate en el especial de su cadena y que presentaron Sandra Barneda y Christian Gálvez desde Canarias, lo hacían alabando el trabajo de Ana Obregón en Televisión Española.

Lejos de que quedase en un comentario en el aire, mostraban incluso fotografías de la presentadora luciendo el estiloso vestido blanco que lució. Además, colaboradores como Mila Ximénez hacían referencia a comentarios y gestos de la presentadora durante la emisión del día 31, dejando claro que habían apostado por la competencia y no por la cadena en la que trabajan.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El alago de los rostros más populares de 'Sálvame' hacía las campanadas de la competencia no han acabado aquí. También se han querido acordar de Anne Igartiburu, compañera de Obregón en la retransmisión, reconociendo su generosidad y su saber estar en una noche tan especial, a la vez que complicada para la actriz y bióloga.

Por otro lado, el programa ha ido más allá y han emitido unas declaraciones de Alejandro de Miguel, el diseñador del vestido de Ana Obregón. Este accedía a hablar para una agencia de prensa, dónde detallaba los detalles del vestido y lo que la bióloga le pidió en el encargo para llevar a cabo esta exclusiva pieza.

Según parece, Obregón tenía claro que quería ir de blanco, seguramente para alejarse de la tristeza y del luto que ha seguido a lo largo de los últimos meses, desde que falleció su único hijo. También han contado con el testimonio de Susana Uribarri, representante de Ana y artífice de estas inéditas campanadas en la televisión pública.

Solamente un breve recordatorio para Sandra Barneda y Christian Gálvez

Después de aplaudir las campanadas de Televisión Española, los colaboradores de Carlota Corredera han intentado recular y han querido acordarse de sus compañeros de cadena, alabando la naturalidad de Christian Gálvez y también de la clase de Sandra Barneda. Un mensaje que no ha durado más de medio minuto y que no tiene nada que ver con los constantes alagos que han lanzado hacía Obregón e Igartiburu.

Seguramente estos alagos se han podido producir debido al foco de actualidad del que forma parte Ana Obregón, un protagonismo que ha compartido con el padre de su hijo, debido a la gran tragedia que vivieron hace unos meses ante el fallecimiento de su hijo.

Debido a su reciente aparición en televisión, algunos medios apuntan a que la actriz y bióloga estaría preparando su vuelta a la pequeña pantalla con un programa que podría protagonizar y regresar así al mundo laboral, después de recomponerse de todo lo ocurrido.

Por el momento se desconocen los detalles de su vuelta al medio y tampoco si se trata de un proyecto o ya de un programa como tal, con vistas a estrenarlo a lo largo de este nuevo 2021. Cabe recordar que Ana ha sido muy prudente a la hora de hablar de su vida privada desde el fallecimiento de su hijo, algo que quiere mantener y que solamente se compensará con su vuelta a la televisión, en esta ocasión como presentadora. Una función que recuperará después de unos cuantos años.