Alin Bogdan

'Sálvame' localiza al último novio de la Veneno dónde nadie querría estar

Las últimas informaciones lo situaban en Rumanía, su país de origen, pero nada más lejos de la realidad

La emisión de la serie 'Veneno'  y que cuenta con pelos y señales y con algo de ficción la vida de Cristina Ortiz la Veneno, ha hecho que los medios vuelvan a hablar de la transexual más famosa de la televisión, despertando así a muchos fantasmas del pasado. Cuando falleció la televisiva, el forense dictaminó que murió como consecuencia de un fuerte golpe que se dio saliendo de la bañera, cerrando así cualquier tipo de  investigación y no inculpando a nadie que no fuese la propia Cristina.

En aquel momento, la familia de la Veneno le dio a Alin Bogdan, su último novio dos mil euros para que abandonase el piso en el que vivían y dónde él estaba vendiendo y regalando algunos de los objetos más valiosos de su novia como vestidos, zapatos y joyas. El joven afirmó en ese momento que con ese dinero iba a regresar a  Rumanía, pero este viaje jamás se realizó y ahora  'Sálvame'  lo ha pedido muy cerca pero privado de todo tipo de libertad.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Al ver como se hablaba de este tema, ha sido el propio Alin quién ha querido situarse en el mapa y admitir que se encuentra en la cárcel  de Estremera, en Madrid, cumpliendo una pena de cárcel por rotatorio y que tiene su fecha de fin en el 2022. Desde allí ha querido contactar con el programa y aclarar algunos datos que hasta ahora desconocíamos.

Lo ha hecho a través de unos vídeos y de una carta que ha mandado al programa dando su opinión sobre la muerte de su novia. La carta que ha mandado el joven está plagada de faltas de ortografía e incluso, hay frases y palabras que son totalmente imposibles de leer o que carecen de significado.

Está dispuesto a explicarlo todo a quién quiera escucharlo

El propio interesado ha contado el motivo por el que está cumpliendo cárcel y ha explicado que quería mucho a la Veneno, admitiendo que la echa mucho de menos y que ha sido la mujer de su vida, unas declaraciones que hay que cogerlas con pinzas y que no se corresponden con el tipo de relación que tenían y que era conocida por todo el mundo.

En un intento de cebar nuevo contenido, Alin dice que tiene muchos datos sobre la Veneno y que puede contarlo. Su aparición desde prisión ha servido para alertar a Oscar Tarruella, el investigador criminal y que se está encargando de intentar reabrir el caso de la muerte de la colaboradora de televisión más famosa, para así intentar girar el motivo de su muerte y citarlo para que declare ante los juzgados todo lo que sepa sobre su difunta novia.

Cabe recordar que la línea de investigación de Tarruella y de todo su equipo apunta hacía una línea que no favorecería para nada a Alin y que le podría acarrear grandes consecuencias que quizás ya daba por olvidadas y por imposibles. Como aliados de Tarruella está la propia familia de la Veneno, que también creen que hay cosas que no se investigaron en su momento y que servirían para destapar los verdaderos motivos de la muerte de la musa de las noches del presentador Pepe Navarro.