'Sálvame' se plantea empezar la temporada con dos despidos importantes

La audiencia tendrá la última palabra sobre el futuro de los tertulianos

Lydia Lorano llorando tras realizar un polígrafo
Lydia Lozano vuelve a estar en el ojo del huracán | Mediaset

El mes de septiembre acostumbra a protagonizarse por la vuelta de las vacaciones de las estrellas televisivas, por los nuevos programas y también por los inesperados cambios que hacen tambalear la estabilidad de los rostros más televisivos. Hoy 'Sálvame' ha empezado el programa anunciando que la dirección del programa se estaba planteando una decisión y que podría convertirse en un dolor de cabeza para uno de los colaboradores más fieles del programa. Los dos señalados no son otros que Lydia Lozano y Antonio Montero.

El programa ha querido profundizar sobre la mala relación que une a los dos periodistas y que se ha hecho evidente en varias ocasiones dentro del formato de las tardes. Lo cierto es que nunca se ha descubierto el motivo de esta enemistad y por ello, el programa ha ofrecido a los protagonistas someterse a un polígrafo para descubrir la raíz de este conflicto y que ya dura muchos años.

Esto no se acaba aquí, pues la dirección del programa ha decidido poner a disposición del público el empleo de Lozano y Montero. Lo han hecho a través de una encuesta en su web dónde preguntan claramente por quién se decantarían si tuviesen que prescindir de alguien en el formato. Si bien es cierto que el programa no ha aclarado que pasará con el perdedor, parece que su futuro dentro del show más exitoso de la televisión podría peligrar.

Lydia Lozano indignada con la propuesta del programa

La colaboradora se ha mostrado muy molesta de encontrarse dentro de este sondeo, pues ha recordado que su cargo ya estuvo puesto a decisión cuando la dirección se planteó prescindir de ella o de Terelu Campos. En esa ocasión y gracias a la presión de Paz Padilla, ninguna de las dos fue despedida y pudieron mantener su empleo intacto, aunque Terelu acabó abandonando el formato al no sentirse cómoda con los temas que se trataban.


Comentarios

envía el comentario