Antonio Montero sentado en un plató de televisión

'Sálvame' ignora a Antonio Montero y le quitan el trono de 'Quiero dinero'

El colaborador estaba protagonizando el trono del concurso con un interés mínimo y con audiencias que no estaban siendo las esperadas

'Sálvame' empezó con todas sus fuerzas la promoción de 'Quiero dinero', el nuevo concurso que tenía que ocupar la franja entre las ocho de la tarde y las nueve de la noche, haciendo así una competencia clara al programa 'Pasapalabra'  de la competencia y que había entrado con fuerza a competir en el horario previo a los servicios informativos de las distintas cadenas. Un formato que por cierto, le ha reportado durante años el minuto de oro a Telecinco, hasta que la productora propietaria de la marca decidió arrebatar el formato a Mediaset  y vendérselo a Antena 3, dónde hemos podido ver que en muy poco tiempo se han instaurado como líderes de la franja.

'Sálvame' empezó unos días antes del estreno del concurso a promocionarlo como una gran revolución televisiva, con una idea que a priori no era del todo nueva, pero que prometía sacar los colores a los principales rostros del programa. La mecánica instaurada permitía a los colaboradores ganar mucho dinero a cambio de responder a preguntas muy íntimas y prestarse a participar en retos, unos retos que empezaron siendo muy duros y que con el tiempo se han ido suprimiendo o sustituyendo por pruebas mucho menos visuales.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Chelo García Cortés fue la primera en probar en sus carnes la experiencia, una experiencia que la llevó a ganar  25.000 euros, ocupando toda la hora de programa y aportando a la cadena y al programa grandes datos de audiencia, aunque muchas de las pruebas que se emitían causaban comentarios muy duros contra el programa al considerar que se estaban vulnerando los derechos de los empleados.

Una vez Chelo se plantó, entró en el juego Antonio David Flores, regodeándose con informaciones relacionadas con la familia de su exmujer Rocío Carrasco. Este daba a entender que le molestaban mucho las preguntas relacionadas con su familia política, pero a decir verdad, tardó mucho en cortar el grifo a este tipo de preguntas.

El interés por todo lo que contaba era mínimo y poco a poco las audiencias se empezaron a resentir, dando de nuevo paso a 'Pasapalabra' que siguió con el crecimiento de su audiencia. Una vez Flores se despidió del juego, entró en su lugar Antonio Montero, un periodista con menor interés mediático, pero con algo que podía ser muy atractivo, sus informaciones afectan a sus colaboradores y quizás por aquí, el programa creyó que podría ser un buen atractivo para sus fieles espectadores.

Antonio Montero pierde el trono de 'Quiero dinero'

Hace algunos días que el concurso va perdiendo peso dentro de la emisión del programa, dejando atrás la hora de duración inicial y reduciéndose en tempos menores. El programa empezó perdiendo media hora, para luego pasar a ocupar solamente los veinte minutos finales y en los últimos días ocupando los últimos cinco minutos del espacio, dejando en muchas ocasiones el juego a medias y sin opción a que los espectadores se pudiesen enganchar al no poder ver el principio y el final de cada pirámide en una misma entrega del programa.

A finales de la pasada semana, el programa dejó de emitir 'Quiero dinero', pasando a ocupar ese espacio a otros temas, como por ejemplo la actualidad de la familia Rivera Pantoja. Antonio Montero, que seguía acudiendo a diario al programa para poder jugar, veía como su trono se iba desvaneciendo y que sus opciones de ganar dinero se iban limitando por momentos.

Hoy y por sorpresa de todos, 'Sálvame' anunciaba la vuelta del concurso, pero anunciando que se había buscado un relevo para Montero. Este relevo no era otro que Canales Rivera, el primo de Kiko y que desde hace algunos días está participando en 'Sálvame' como colaborador aportando todo tipo de datos relacionados con su familia. Con esta jugada, el programa quiere recuperar el interés del concurso, dándole vida con preguntas y morbosidades que atañen al culebrón del momento. Veremos si este es el golpe final que permite a la cadena remontar el último tramo de 'Sálvame'.