Imagen del plató del Sálvame

Sálvame despide disciplinariamente a dos colaboradores: «No se volverá a repetir»

El programa no está dispuesto a que sus empleados pongan en riesgo el trabajo de muchas personas

Telecinco se caracteriza por hacer una televisión muy visceral a pesar de que en los últimos años han tenido que rebajar el tono para ajustarse a las normas y leyes del audiovisual estipuladas por nuestro país. No obstante, hay una parte que ya forma parte de la esencia de la cadena y también de  'Sálvame', el programa más gamberro y sin censuras de la pequeña pantalla. Como todos sabemos, la materia prima del programa que presenta Jorge Javier Vázquez son las vivencias de los famosos, pero también de sus propios colaboradores y que cruzan la línea roja para convertirse en el centro de la polémica.

Así es como el pasado viernes los espectadores tuvimos que presenciar un bochornoso cara a cara entre Rafa Mora y Anabel Pantoja  que acabaron gritándose e insultándose y a muy poco de llegar a las manos. El motivo no fue otro que la lealtad hacía Kiko Rivera, amigo del primero y primo de la segunda. Rafa empezó diciendo que su compañera no había sido todo lo leal que habría podido a su primo y esto gustó tan poco a Pantoja que dejó entre ver que su compañero era muy defensor de Rivera delante de las cámaras, pero que en los pasillos de Telecinco no perdía la oportunidad de criticar a su mejor amigo y dejarlo por los suelos cuando habla con otros compañeros de la profesión.

Esta confesión molestó tanto al valenciano que decidió dañar a Anabel con lo que más le duele. El tertuliano le dijo que lo que tenía que hacer era pagarle un ascensor a su padre que está cojo y que no tiene como subir las escaleras que lo llevan hasta su casa. Esto puso a la joven entre las cuerdas y empezó a insultar a su compañero de pupitre utilizando palabrotas de alto voltaje y que no están permitidas por el horario protegido en el que se emite el formato.

Ante esto, Telecinco y 'Sálvame' han decidido tomar cartas sobre el asunto y hoy al inicio del programa han contado la decisión que han tomado. Carlota Corredera y como presentadora del programa de hoy, ha contado que para mitigar lo que pasó el viernes, hay dos cartas de despido sobre la mesa, por un lado la que afecta a Anabel Pantoja y por el otro, la que afecta a Rafa Mora. Los dos podrían perder el trabajo hoy mismo, pero sin embargo, la decisión final no la tomará ni la directiva de la cadena ni tampoco la directiva e la productora responsable.

Será el público de la cadena quién decida el futuro de los tertulianos y que el viernes demostraron una actitud muy inmadura y nada ejemplar hacía los fieles seguidores de 'Sálvame' y que llevan doce años viendo el programa cada tarde.

Solamente puede quedar uno

La cadena ha organizado una votación a través de la web en la que se pide a los espectadores que elijan entre tres opciones distintas. La primera opción sirve para pedir el despido de Rafa Mora, la segunda que se haga lo propio con Anabel Pantoja y la tercera opción, que los dos colaboradores no vuelvan a coincidir nunca más en el plató de 'Sálvame'. Si bien es cierto que esta última opción podría ser la más neutra no es así, pues Carlota Corredera ha querido matizar esta última elección.

Si finalmente la elección del público es que los dos colaboradores no vuelvan a coincidir, esto podría perjudicar mucho a los colaboradores pues si acuden al programa dos días por semana, podrían dejar de ir alguno si la actualidad hace que el otro tenga que estar en el plató para aportar algún tipo de información. Sea como sea, hoy todos van a perder y antes de las ocho de la tarde veremos lo que ocurre.