Rosa Benito en el plató de Supervivientes

Rosa Benito está enamorada y no da importancia a las palabras de Belén Esteban

La colaboradora de 'Ya es mediodía' está atravesando una buena etapa

Tras su separación de Amador Mohedano, Rosa Benito no ha vuelto a ser la misma que era. La que fuese cuñada de Rocío Jurado ha cambiado mucho desde entonces y es una persona totalmente renovada que no cierra la puerta al amor.

Después de que Rosa Benito pasase por el concurso más extremo de ‘Telecinco’, su vida dio un giro inesperado. En ‘Supervivientes’ comenzó a valorarse más como mujer y decidió cambiar las cosas a su vuelta a España. Una de las primeras tareas que hizo cuando regresó a casa fue tratar de salvar su matrimonio, una relación que se había convertido en monótona y ya no le llenaba como antes a la mujer de Amador Mohedano.

Los ya famosos revolcones de la pareja en la arena de Honduras no fueron más que inicio del fin. Y es que la aventura extrema supuso un antes y un después en la vida de Rosa Benito, que se ha convertido en una persona más vital y divertida que antes y no se deja amedrentar por los comentarios, ni siquiera aunque vengan de la mismísima Belén Esteban.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La madre de Andrea Janeiro amenazaba recientemente con hablar más de la cuenta de la que fuese su amiga, algo a lo que la colaboradora televisiva ha hecho caso omiso y ha preferido no hablar del tema. Y es que Rosa Benito se ha vuelto más prudente y prefiere mantenerse al margen de las polémicas.

El trágico suceso que cambió sus vidas

Madre de familia numerosa, sus hijos y todo lo que les rodea está por encima de todo, aunque esto significa continuar pendiente del padre de sus retoños, Amador Mohedano.

Mucho se ha hablado sobre las supuestas infidelidades del patriarca de la familia mientras su hermana estaba viva. La ‘más grande’ algo sospechaba porque convirtió a Rosa Benito en su persona de apoyo y amiga. Se convirtieron prácticamente en ‘hermanas’. Y es que Rosa Benito no puede querer y hablar mejor que nadie de la artista, a quien tiene en un pedestal.

La muerte de Rocío Jurado fue la ruina de la familia Ortega Cano, pero también la de los Mohedano. Desde entonces, la familia se quebró para siempre y en la actualidad cada uno sigue por su lado.

Mientras Rosa Benito se convirtió en la defensora por antonomasia de Rocío Jurado y su familia, Amador Mohedano fue flojeando y con ello hundió completamente a su familia.

Amador Mohedano ni siquiera pudo hacerse cargo de la carrera de su hija Rosario Mohedano. Ella le confió su potencial, pero en ese momento su padre supo estar a la altura, lo que derivó en momentos delicados para ambos.

Su resurgir

Lo cierto es que el tiempo ha pasado y Rosa Benito está atravesando una buena época tanto en lo personal como en lo laboral. Desde hace algún tiempo se ha convertido en colaboradora del espacio ‘Fresh’ de ‘Ya es mediodía’, programa que conduce Sonsoles Ónega.

Además, en lo sentimental parece que a la tertuliana tampoco le va mal y podría haber un acercamiento entre Rosa Benito y el padre de sus hijos. Prueba de ello es una imagen que colgó la colaboradora de ‘Telecinco’ el pasado 28 de febrero en sus redes sociales conmemorando el día grande de Andalucía.

Rosa Benito sorprendía celebrando este día en Instagram con una foto de lo más reveladora. Y es que en la instantánea aparece la que fuese cuñada de Rocío Jurado junto a Amador Mohedano, quien se la come con la mirada. «Si te apetece, hazlo, hoy me apetece poner esta fotografía de un Flamante día Andalus…que más da el año…», escribía.

Sus hijos están encantados y hasta lo han comentado en las redes. El pequeño Amador, que está iniciando su carrera musical como rapero con el nombre de 'El Mohe', comentaba: «¡Olé! ¡Qué padres más guapos tengo».

Rosario Mohedano hasta ha lanzado una encuesta, sobre que opinaban de la pareja en la que muchos han visto reflejada la viva imagen del amor, la química y la felicidad. Y es que son muchos los que quieren que la pareja se dé una nueva oportunidad.