Celebración del programa 100 de 'Sálvame': En la foto Mila, Kiko Hernández, Karmele, Jorge Javier, Belén Esteban, Lydia Lozano y Rosa Benito

Rosa Benito, en pie de guerra contra Sálvame: 'He vivido como se burlaban de mi hija'

La ex de Amador Mohedano ha salido en defensa de su hija Rosario

El fichaje de Rocío Carrasco  por Sálvame ha causado un gran impacto, sobre todo después de que durante años haya sido el programa que más la ha juzgado. 

Este regreso televisivo es una auténtica terapia de choque, tal y como la propia Carrasco señala. Y es que es muy consciente de que le tocará enfrentarse a situaciones bastante desagradables, como cruzarse por los pasillos con ciertas personas a las que no quiere ver ni en pintura.

Eso, además de los enfrentamientos con ciertos colaboradores que no dan credibilidad a su testimonio, como ocurrió con Kiko Matamoros o Marta López.

Desde el plató de Ya es mediodíaRosa Benito no se ha cortado a la hora de opinar sobre esta nueva aventura laboral de su sobrina. La ex de Amador Mohedano bromeaba con la idea de encontrarse con Rociíto, y aseguraba que obviamente pensaba saludarla con mucha amabilidad.

"Mi sobrina me conoce y sabe que soy una cachonda mental. No tengo maldad ni mala leche y estoy en momento muy bonito de mi vida. Así es como quiero vivir", destacaba.

Eso sí, dejaba el buen humor a un lado cuando de defender a su hija se trata. De esa forma ha querido dejar muy claro que "todos tenemos derecho a trabajar". Y es que Rosario Mohedano lleva años sufriendo el acoso del programa de Jorge Javier Vázquez.

Justo por eso, y aprovechando el fichaje de Carrasco, ha denunciado el trato que ha recibido la cantante.

"Lo del trabajo lo digo porque Rosario tiene derecho a trabajar y en ese programa han tratado de pisotearla y de machacarla", sentenciaba molesta. 

"No solo tienen derecho a trabajar Rocío Carrasco y todos los que hay ahí dentro. Yo he vivido como se burlaban de mi hija y ya no les tengo miedo", aseguraba. 

Una clara provocación a la que no han tardado en responder desde Sálvame. Y la primera en tomar la palabra ha sido  Belén Esteban.

"Aquí madres somos todas", ha recalcado la de San Blas. "Entiendo a Rosa, pero me hubiera gustado que en el Deluxe hubiese tenido los mismos cojones de decir lo que ha dicho hoy".

La denuncia de Rosario Mohedano contra Kiko Hernández

Hace unas semanas,  Chayo  hacía públicas las amenazas que había recibido por parte de uno de los colaboradores de Sálvame

De esa forma pedía, que al igual que se había hecho con su prima Rocío Carrasco, a ella también se la respetase. 

La hija de Rosa Benito y  Amador  denunciaba la doble moralidad existente en el programa. 

"Qué alegría que queráis colaborar con la justicia, porque tenéis un juicio penal por consentir que se cometan delitos en vuestros programas", señalaba durante la emisión de la docuserie de Rociíto.

Chayo denunciaba los ataques sufridos por parte de Sálvame a lo largo de los años, los cuales califica como un maltrato psicológico, personal y laboral continuado. Una causa que llevará a sede judicial en noviembre. 

"Si sale adelante el maltrato mediático psicológico, personal y laboral, tengo miles de horas de grabaciones de vuestros programas", advertía.

E incluso le pedía ayuda a Ana Bernal, la psicóloga presente en el plató de Rocío, contar la verdad para seguir viva. 

"Te quiero mandar vídeos y mensajes para que veas lo que son capaces de hacer esos que ahora van en contra de la violencia machista", compartía con la intención de dar voz a su caso.

"¡Qué doble moralidad! Estos sinvergüenzas aprovecharon mi situación sentimental para machacarme sin piedad", arremetía. "Y también como profesional, vejándome, acosando y ridiculizándome en televisión. Mandé documentación y de nada sirvió", sentenciaba.

En concreto, la guerra que Rosario Mohedano mantiene es contra Kiko Hernández, quien se atrevía a amenazarla públicamente con quitarle a su hijo.

"Lo malo sería que te quitaran la custodia de tu hijo por la gravedad de las imágenes, y eso no me gustaría porque te tengo mucho cariño, guapa", comentaba en Sálvame.

"Atacada en televisión y en mi vida personal, amenazada. ¿Qué me puedes quitar la custodia de mi hijo? Qué poca vergüenza tenéis. Tendedme la mano, Carlota Corredera  y Ana Bernal Triviño", pedía desesperada.