Jorge Javier Vázquez con los brazos cruzados y semblante serio en un plató de Telecinco

Máxima tensión en el plató de 'Sálvame': 'Una paliza es una paliza'

Dos colaboradores del programa se han enfrentado de manera contundente

El programa de ayer de Sálvame estuvo marcado por la presencia de Rocío Carrasco. Esta, tras anunciarse su fichaje, acudió al plató para dar a conocer su labor a partir de ahora. Y no va a ser otra que ejercer como defensora del espectador.

Eso sí, también se convertirá en el 'altavoz' de famosos que, como ella, han tenido que vivir las mentiras de los medios.

Su llegada al espacio causó un gran revuelo en redes y también entre el equipo. Más aún cuando se enfrentó a algunos de los colaboradores que han arremetido contra ella, como sería el caso de Kiko Matamoros. Con este protagonizó un momento realmente tenso, que llevó a que tuviera que intervenir el presentador, Jorge Javier Vázquez.

La hija de Rocío Jurado y el padre de Laura Matamoros, frente a frente

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Durante la emisión de la serie documental de Rocío Carrasco, Kiko Matamoros ha sido uno de los colaboradores que más la ha atacado. Este, sin ver la producción, no creyó situaciones que ella contó sobre los presuntos malos tratos que le infringió su ex, Antonio David. Es más, también manifestó que no estaba de acuerdo con que se hablara de la paliza que su primogénita, Rocío Flores, le dio a aquella.

Precisamente, esta última cuestión fue la que provocó ayer el tenso cara a cara entre los ya compañeros de Sálvame. Todo comenzó cuando él le dijo: “A tu hija públicamente se la ha vapuleado. Y en ese sentido, a lo mejor, tú has podido contribuir de alguna manera”.

“Hay una ley de protección del menor, que algunos se empeñan en pasarse 'por el Arco de Trajano'. Tú eres su madre y los padres tienen unos derechos sobre los hijos que no tenemos los demás. Esa ley anula los antecedentes penales de los hijos menores y, por tanto, su pasado debe ser enterrado en privado y en público”.

En este punto, ella decidió intervenir para dejarle claro que en los medios se había optado por hacer algo sobre el citado episodio. Reveló que durante mucho tiempo se dejó caer lo contrario a lo que había sucedido. Sí, se insinuó que la paliza se la había dado ella a su hija.

Acto seguido, le expuso a su compañero: “Tú me dices: «Vencerás, pero no convencerás». A ti, de toda la docuserie que has visto, ¿qué es lo que no te ha convencido? ¿La has visto ya al final?”.

Esta fue la respuesta del colaborador: “He visto los totales que se han puesto aquí y he leído”. Pero Rocío ha vuelto a insistir: “¿Pero has visto la docuserie?”. Y él respondió: “No me vayas por ahí”.

La tensión va creciendo entre los ya compañeros de Telecinco

Kiko Matamoros volvió a echar en cara a la nueva colaboradora que permitiera que en televisión se hable del daño que le hizo su hija. En concreto, se refirió a que Laura Fa seguía usando el término paliza: “¿Tú crees que tiene derecho a continuar haciendo eso?”.

En este momento, aquella se mostró más tajante que nunca. Lo hizo manifestando: “Una manzana es una manzana, una pera es una pera y una paliza es una paliza. No hay más”.

El colaborador pareció no entender lo que se le estaba diciendo y dijo: “O sea, no te duele”. Y ella volvió a responder firmemente: “¿Cómo no me va a doler si la paliza me la dio a mí? ¿De qué estamos hablando?”.

A esto añadió: “¿En qué cabeza cabe que a mí no me duela? ¿Tú no entiendes que no cabe que a mí no me duela? Entonces, ¿qué quieres que haga?”.

Kiko dijo que debía pedirle a la gente que no señalara más a su primogénita y que no hablara más de la agresión. Una postura ante la que la hija de Rocío Jurado no se quedó callada. Dijo: “Si yo no hubiese contado ese episodio tan horroroso de mi vida, no hubiese podido explicar toda la historia”.

“No hubiese podido explicar todo lo que venía sufriendo durante todo este tiempo. Y todo lo que se había dicho con anterioridad no hubiese quedado claro”.

Asimismo, se dirigió al comentarista para afirmar: “Te estoy diciendo que mi hija antes de verdugo ha sido víctima; claro que ha sufrido. Deberías de poner menos el foco en la mujer, en la madre, en el hecho de ser madre y tener que pedir públicamente. Aquí hay unos hechos, que son los que son, y yo he sido la víctima de ellos”.

“Esos hechos no los he propiciado yo y no es responsabilidad mía. Escúchame, yo soy la víctima de eso, no soy la ejecutora ni soy la agresora ni soy la persona que lo hace”.

El presentador decide intervenir ante la tensión entre los colaboradores

Matamoros siguió firme en su empeño de responsabilizarla por no callar los comentarios sobre la joven. Y esto molestó a Jorge Javier, que decidió intervenir de forma contundente: “Estoy incomodísimo. Me da la sensación de que llevamos 50 horas escuchando a Rocío Carrasco y no nos hemos enterado de nada”.

“Le pedimos todavía a la víctima que siga manteniendo silencio. Esta es la conclusión: «Cállate y sufre en silencio». Además, le estás haciendo unas preguntas que ya ha respondido en la docuserie, perdona que te lo diga”.

Luego, afirmó muy enfadado: “Le seguimos pidiendo a las víctimas que sigan en silencio. No entiendo que no avancemos. Joder, que el silencio no es buen consejero y tenemos que tener bien claro en esta historia las que son las víctimas”.