Mila Ximénez con abrigo y gafas de sol

El regalo a Mila Ximénez por su cumpleaños que nunca podrá olvidar

El hermano de la colaboradora desvela las novedades de su estado de salud

Mila Ximénez tiene mucho que celebrar. Hace unos meses, anunció en 'Sálvame' una noticia terrible: no tenía fuerzas para seguir luchando contra su enfermedad. El cáncer de pulmón que asfixiaba su salud era cada vez más duro, y se había planteado tirar la toalla, porque «prefiero una vida corta, pero más vida».  

La tertuliana llegó incluso a fechar su fallecimiento: «los setenta es una edad muy elegante para morir». Su hija, Alba Santana, al escuchar estas alarmantes declaraciones, no tardó en ponerse en contacto con ella. Le recordó el juramento que le hizo antes de empezar a batallar. «Le he prometido que me iba a curar, y todo lo que prometo lo cumplo», comentó la colaboradora muy orgullosa.  

El tiempo ha ido pasando, y la situación es cada vez más positiva. Hoy cumple sesenta y nueve años, y atrás ha quedado el espíritu derrotista que le impedía seguir adelante. La sevillana ha recibido un regalo que le ha recordado la importancia de su existencia: el amor de la gente.  

Desde que anunció su enfermedad, el público olvidó el carácter conflictivo de la tertuliana. Todo el mundo está muy preocupado por ella. Así que, los reporteros están trabajando muy duro para conseguir información que alivie la tensión.  

Su hermano, Manolo Ximénez, es consciente del revuelo. Así que, no ha tenido más remedio que romper su anonimato y hablar con la revista digital 'Jaleos'. Según contó, la colaboradora había decidido cambiar de tratamiento, y los resultados eran cada vez más esperanzadores. Es un proceso lento. Pero, por fin habían visto la luz al final del túnel.  

Por otro lado, el equipo de 'Sálvame' también ha mostrado su desasosiego. Los tertulianos de Jorge Javier Vázquez están muy cerca de su compañera. Especialmente, algunos como Kiko Hernández o Belén Esteban. El presentador catalán mantiene una amistad muy especial con Mila. Así que, tiene información privilegiada sobre ella.  

«Está estupenda, quiere volver dentro de poco», comentó en una ocasión. Los espectadores están muy sorprendidos con este comportamiento. La exmujer de Santana es uno de los rostros más conflictivos del programa. Sin embargo, todo el mundo le echa de menos: la audiencia y los colaboradores.  

Un cumpleaños especial: «lo celebrará con su hija, Alba» 

El primer regalo que ha recibido la sevillana para celebrar su cumpleaños es haber dejado atrás su personaje televisivo. La gente ya no se acuerda de su papel en las tardes de Telecinco. Han reconocido a la persona que hay detrás, y todo el mundo ha demostrado tenerle un gran cariño.  

Manolo Ximénez ha hablado con 'La Razón' para desvelar cómo celebrarán el sesenta y nueve cumpleaños de su hermana: «intentaremos todos estar cerca. Este año lo celebrará con su hija Alba, que viene a verla desde Ámsterdam. El deseo de mi hermana se va a cumplir».  

Mila está esforzándose mucho por retomar su vida. Ha tenido que luchar mucho para conseguir estabilidad: crisis económicas, separaciones tormentosas, olvido mediático, y un sinfín de desventuras que le hundieron en un agujero sin salida.  

La tertuliana logró superar todos los obstáculos que le puso el destino. Por ese motivo, cuando anunció que padecía cáncer, aseguró: «he pasado cosas peores. Esto no me va a parar».  

Sin embargo, el tiempo fue pasando, y la enfermedad logró robarle la esperanza. Llegó un momento en el que pensó rendirse, y no tuvo ningún problema en reconocerlo. «El camino está siendo muy largo y muy jodido. Llevamos seis meses y para mí parece una eternidad. Esto me ha pillado muy cansada. La distancia con mi familia, y la soledad, no ayudan», comentó entre lágrimas.  

Afortunadamente, su entorno le demostró lo importante que era en la vida de todos. Ximénez recuperó fuerzas y, gracias al amor que ha recibido, el cáncer no se ha convertido en un impedimento para sonreír.