Anabel Pantoja se toca la oreja

La razón por la que Anabel Pantoja ha ganado bastantes kilos en los últimos meses

La prima de Kiko Rivera no tiene complejos y está orgullosa de sus curvas

Anabel Pantoja ha cogido unos kilitos de más en los últimos meses, algo que a la prima de Kiko Rivera no le importa demasiado.

La colaboradora de ‘Sálvame’ es habitual de las redes sociales y en ellas ha hecho una campaña para mostrar que está orgullosa de sus curvas y que no se avergüenza para nada de estar entrada en carnes. De hecho, la sobrina de Isabel Pantoja ha compartido en los últimos meses numerosas fotografías suyas presumiendo de cuerpo y silueta, unas con más ropa y otras con menos.

«No me atormenta, pero sí me apetece volver a hacer deporte y bajar algo de peso, pero repito, no me atormenta», explicaba Anabel Pantoja a través de su cuenta de Instagram meses atrás.

La sobrina de la tonadillera revelaba a su más de un millón de seguidores hace poco más de un mes que pesaba 73 kilos, algo que no todos se creyeron.

«Son bastantes más», escribió un usuario, mientras otro le recriminaba que no bajaría 10 kilos «ni comiendo lechuga un mes».

Lo cierto es que su peso ideal estaría entre los 60 y 63 kilos, pero el confinamiento y su lesión han hecho que Anabel Pantoja haya subido de peso.

La ruptura de peroné que sufrió a mediados del mes de octubre practicando surf le ha pasado factura al peso de la sobrina de Isabel Pantoja. Tras intentar subirse de pie a la tabla, Anabel Pantoja se cayó y echó todo su peso sobre la pierna derecha. La joven mantuvo escayolada la extremidad, lo que la mantuvo inactiva durante algún tiempo.

Una vuelta con muchas sorpresas

Tras varios meses alejada de ‘Mediaset’, Anabel Pantoja volvía la pasada semana al plató de ‘Sálvame, coincidiendo con un momento de lo más complicado para su familia, que sigue inmersa en su propia batalla.

Este martes, Anabel Pantoja se la jugaba y mostraba lo poco que le importa haber subido de peso y las críticas sobre este asunto, ni siquiera aunque vengan directamente de su familia.

Al parecer, Isabel Pantoja es muy suya para estas cosas y está cansada de tanto exhibicionismo familiar. La tonadillera le habría llamado la atención a su sobrina, pidiéndole que dejase de presumir de físico públicamente.

Haciendo caso omiso a las recomendaciones de su tía, la prima de Kiko Rivera se despojaba de su vestimenta para hacer gala de sus curvas al más puro estilo Cristina Pedroche. La joven se sentaba sobre la nieve tal y como vino al mundo, a sabiendas de que a la tonadillera no le iba a hacer ninguna gracia.

«Es una maravilla», dijo Jorge Javier Vázquez nada más verla. «¡Con las manos arriba!», pedía el presentador, mientras Anabel Pantoja intentaba cubrirse los pechos. «Te voy a pedir un favor: haz la croqueta», insistió el presentador estrella de ‘Mediaset’, a lo que la sobrina de Isabel Pantoja se negó.

Una atípica despedida

«No tengo sujetador. Me despido desde aquí para toda la gente que se ha quedado atascada en Madrid», dijo la colaboradora de ‘Sálvame’, justo antes de mandar un emotivo saludo a Pedro Piqueras porque llegaba la hora del informativo.

Esto último dio bastante que hablar en ‘Twitter’ donde los usuarios se mofaron del curioso momento entre la colaboradora televisiva y el presentador de los informativos.

«Pedro Piqueras viendo a Anabel Pantoja medio en bolas», comentó un usuario, mientras otro no daba crédito a lo sucedido: «en ‘Sálvame’ han pasado de contar que Paco Porras es indigente y lleva 6 días desaparecido a ver a Anabel Pantoja en pelotas en la nieve dando paso al informativo de Piqueras…».

«Anabel Pantoja dando paso a Piqueras con el chumino al aire, cualquier día Pedro se larga», escribió otro usuario todavía más explícito.